ESTE AÑO EL CAS Y NABAÍN SÍ LOGRAMOS SUBIR AL IBÓN DE BUCUESA POR EL VALLE DE ACUMUER. SÁBADO 8 DE OCTUBRE.

ESTE AÑO EL CAS Y NABAÍN SÍ LOGRAMOS SUBIR AL IBÓN DE BUCUESA POR EL VALLE DE ACUMUER. SÁBADO 8 DE OCTUBRE.

Foto de grupo en el inicio de la caminata. Josan Juste.

El ibón de Bucuesa esta situado en la vertiente sur de la Sierra Partacua en la cabecera del solitario Valle de Acumuer. Este valle separa al Valle del Aragón del Valle de Tena y es uno de esos valles del Pirineo que, a pesar de ser poco conocido, no es menos bonito. Su aislamiento y el hecho de que una barrera impida el paso a vehículos a la pista que lo recorre en su totalidad, ha hecho que casi pase desapercibido.

Sin embargo nos ofrece la posibilidad de reencontrarnos con espacios que conservan las marcas del pastoreo tradicional. Sucesivas parideras jalonan los pastos ganados al bosque. El río Aurín lo recorre de Norte a Sur y su nombre parece ser que es debido a que en tiempos pretéritos se encontraron pepitas de oro en sus riberas.

Primera parada en el valle de Acumuer. Minerva.

 

Buitres al sol. Juan Félix.

Se trata de un ibón natural, no represado, donde tiene su nacimiento el río Aurín, afluente del Gállego. y está rodeado por las inmensas paredes de los picos Somola Alta (2.682 m.), Peña Nevera (2.704 m.), Pala de Alcañiz o pico Bucuesa (2.779 m.), Pala de los Rayos (2.640 m.) y Peña Retona (2.781 m.). El ibón es precioso, de los más bonitos del Pirineo. La ascensión es larga, pues hay que recorrer unos 8,50 Kms. de pista restringida por la margen izquierda del río, pero el esfuerzo es ampliamente compensado porque una vez se acaba la pista se llega a un valle precioso, se asciende después a un circo impresionante, y se acaba subiendo al final al ibón que está en un entorno espectacular. Esta última subida tiene una zona de ligera trepada que hay que superar con precaución.

Ibón de Bucuesa. Minerva.

La excursión la teníamos programada el año pasado para el mes de abril pero no la pudimos culminar por la cantidad de nieve que todavía quedaba en esas fechas por lo que la aplazamos para el otoño de este año y la hemos realizado el sábado 8 de octubre.

Sobre las 9:00 horas nos juntamos en Acumuer dieciocho compañeros de los clubes CAS y Nabain pero con la novedad que a última hora este año hemos conseguido permiso para circular por la pista, por lo que nos hemos ahorrado la andada de los 8,50 Kms. y unos 450 metros de desnivel.

Puntas Escarra con el Midi de fondo, desde arriba. Juan Félix.

Por tanto, comenzamos la marcha sobre las 9:45 horas en la cota 1.450 aproximadamente a unos 15 minutos de la característica cascada del Salto del Churrón (1.600 m.) en un bonito lugar rodeado de prados denominado el Grau. El camino continúa a la derecha primero por prados y después por una zona de bojes paralelo a unas pequeñas cascadas. Al principio no está muy claro pero algunos hitos de piedra y la lógica nos llevan a superar el torrente y las cascadas y a encontrarnos con otro precioso lugar, un circo rodeado de espectaculares paredes verticales con prados herbosos. Se denomina el circo de las Canals (1.800 m). Hasta el final del circo se emplea casi una hora y luego el camino sigue por una evidente canal a la izquierda denominada la Canalada, de gran pendiente.

La Canal. Enrique Navarro.

La subida es fuerte hasta que superada la parte más estrecha hace un corto flanqueo a la derecha para pasar a la canal última. Durante la subida en algún momento hay que apoyar las manos y tener cuidado con la caída de piedras. En unos 20 minutos más por zona de prados se alcanza el Ibón de Bucuesa (2.125 m.).

Ibón de Bucuesa. Josan Juste

Previamente se pasa por la Charca de Aurín, que es un ibón colmatado que solo tiene algo de agua en periodos lluviosos, y por una pequeña cabaña pastoril llamada de Eleuterio, último pastor de la zona. Se dice que el techo de la cabaña se construyó con restos del fuselaje de un bombardero francés que se estrelló en la Pala de Alcañiz mientras transportaba judíos que huían de la ocupación nazi en el año 1.940.

Enlace a portal web con información muy precisa de este comentado accidente:

http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=4869

El lugar es precioso, rodeado de prados de densa hierba y de las paredes de los picos citados al principio. Llegamos sobre las 11:45 horas y mientras estábamos almorzando, ya que nos habíamos ahorrado distancia y desnivel de lo inicialmente programado, debatimos si visitar algún pico o collado de los circundantes. Finalmente hicimos dos grupos: uno intentaría ascender a la Pala de los Rayos y el otro a la Pala de Alcañiz o Pico Bucuesa.

Collado de Puerto Pobre.

El primer grupo tuvo que retroceder al ibón para tomar a la derecha una zona de pastizales del denominado Puerto Pobre que rodea un resalte rocoso que se desprende de la cima para luego encarar el barranco que baja del collado (2.530 m.) separador de los picos Pala de los Rayos y Peña Retona. Se trata de una dura pedriza con una pendiente media de 45 grados sin descansos. Para llegar al pico hay que girar a la izquierda y recorrer una afilada y aérea cresta con pasos de grado I por lo se decidió dar por finalizada la ascensión ya que desde el collado la panorámica del Pirineo es espectacular y por ascender unos 130 metros más no se va a mejorar. Las vistas abarcan desde el Macizo del Balaitus hasta el de Monte Perdido, llamando la atención las brillantes marmoleras de los Infiernos y del Vignemale que se ven una al lado de la otra. A nuestros pies está el ibón de Piedradita y la denominada Canal Estrecha que sube del circo de la Rinconada por donde se asciende a estos parajes desde Piedrafita de Jaca y Tramacastilla de Tena.

Embalses deTramacastilla (más cercano) y Escarra, desde el collado. Josan Juste.

El segundo grupo inició la ascensión en la margen izquierda del ibón por una zona pedregosa que un poco más adelante enlaza con el denominado Corral Blanco. Se trata de un circo conformado por los picos Samola, Nevera y Bucuesa y que recibe ese nombre por el color de los paredones de piedra caliza que lo conforman. Una vez en la base del pico Nevera se observan a la derecha una agujas marrones llamadas los Cuchillares. El camino sigue a la derecha por debajo de las agujas por una canchalera hasta alcanzar un collado (2.590 m.) que da vistas al ibón de Ip ya en el Valle de Canfranc. Se sigue hacia la derecha por una cresta sobre la vertiente de Ip para superar un primer tramo afilado con pasos I y II expuestos y salir a una zona más fácil en la que una ladera de piedra suelta ya en la vertiente de Bucuesa facilita el avance hasta alcanzar el hombro del pico. Girando ahora a la izquierda se superan los últimos metros de la Pala de Alcañiz o Pico Bucuesa (2.779 m.).

Foto de cima en la pala de Alcañiz con el Collarada de fondo.

 

Otra foto de cima con el ibón de Ip abajo.

Las vistas son las mismas que las del otro grupo pero ampliadas al oeste con todos los picos situados a la izquierda del Portalet destacando el renombrado Midi d´Ossau y al este con diversos picos del Sobrarbe y Ribagorza destacando el Macizo de Cotiella.

Las inconfundibles paredes de los Infiernos. Juan Félix.

 

Paso más complicado de la ascensión a la Pala de Alcañiz, de bajada. Enrique Navarro

Finalizadas las ascensiones nos reagrupamos de nuevo en la cabaña de Eleuterio a donde fuimos llegando entre las 15:00 y 16:00 horas. Y después de descansar, comer y comentar lo realizado iniciamos el regreso destrepando con mucha precaución la Canalada ya que a estas alturas las piernas “pesan” para llegar a los vehículos entre las 17:30 y las 18:00 horas.

La Canal de bajada.

Excelente y exigente jornada montañera que nos ha dejado un muy buen sabor de boca por haber podido explorar unos parajes totalmente desconocidos para todos y poco transitados habitualmente, acompañados además por unas condiciones meteorológicas óptimas para caminar por estas altitudes en está época del año y que, como es costumbre, hemos finalizado en el bar El Salto del Churrón en el pueblo de Larrés alrededor de unas jarras de cervezas y otros refrescos.

José Ramón Monclús
CAS-NABAIN