ESTUVIMOS POR EL RÍO VERO Y VISITAMOS ALGUNAS CUEVAS CON PINTURAS RUPESTRES. 15 DE NOVIEMBRE. SÁBADO

ESTUVIMOS POR EL RÍO VERO Y VISITAMOS ALGUNAS CUEVAS CON PINTURAS RUPESTRES. 15 DE NOVIEMBRE. SÁBADO

Posted Noviembre 16th, 2014 by JMLafuerza

Foto de grupo en la salida. Ángel Vidal.

Esta vez no seremos muchos los que vamos de excursión. Tampoco está mal el número, 18 montañeros, pero el terreno por el que nos vamos a mover no aconseja masificaciones, y además es mejor estar un poco acostumbrado a las alturas y la sensación de vacío.

Mirador "accesible" del río Vero. JML

Además, las lluvias del viernes y la previsión, hacen que la ruta que finalmente podamos hacer, dependerá de lo que hoy por la mañana veamos “in situ”, es decir, como baja el río, de cantidad y turbidez, como está el terreno de mojado, como pinta el cielo…

Río Vero y colores otoñales. JML

 

Impresionantes paredes con sus "cuevas" esculpidas por la madre Naturaleza. JML


En todo caso, lo dicho, a las 8:00 de la mañana, 10 personas desde Ainsa y 8 desde “abajo” (Huesca, Zaragoza…) salimos para juntarnos en torno a las 9:00 en el aparcamiento del río Vero, en Lecina – Bárcabo.
La gente es puntual, y pasa poco de las nueve cuando empezamos a andar por el camino.


 

Finalmente vamos a mantener la propuesta inicial de excursión, pues el río baja “asequible”, y aunque sabemos que perderemos un poco más de tiempo para ir con seguridad por terreno tan mojado, comenzamos subiendo por el camino (limpiado hace cosa de tres años) que de Lecina va a Alquezar por la fuente del Vero, San Caprasio y Villacantal.

Nuestro amigo Óscar dando algunas de las explicaciones del día. JML
 

Nosotros aprovechamos el tramo del camino que nos lleva hasta el mirador de la Portiacha, donde ya damos un vistazo al tramo del camino de “las escaleretas”, por el que más tarde vamos a pasar.

Desde aquí, un paseo hasta el tozal de Mallata, donde vistamos las primeras pinturas de arte rupestre. Se podría poner muchas cosas de todo el parque cultural del río Vero y sus pinturas, pero es mejor aconsejar una visita a su página web:

 

 

La primera de las cuevas visitada. JML


Desde aquí cogeremos el antiguo camino de San Martín, que a los pies del tozal de Mallata, y viendo sobre nuestras cabezas las cuevas que acabamos de visitar, en un descenso prodigioso nos deja en el río Vero…para cruzarlo por primera vez.

Primer contacto con el agua del Vero, que en principio no estaba muy fria. JML
 

Mientras bajábamos por el camino hemos podido apreciar la ventana natural de Mallata, la cueva Palomera, los cientos de cuevas, covachas, abrigos de la zona. Mil detalles a cada paso, aderezado con los colores de un otoño tardano, pero ya evidente en las especies caducifolias.
El agua muy buena, casi hasta la rodilla pero fresca y transparente.

Segundo paso del río Vero. JML


Gente con chancletas, otros descalzos, algún iluso con los calcetines…todo el mundo acaba cruzando mientras me dedican miradas de cariño por esta y otras pequeñas sorpresas que en el fondo de su corazón saben les tendré preparadas más tarde. ¡Otra vez nos ha engañado Oscar!, adivino está pensando más de uno.
 

Esta primera “cruzada” nos permite acercarnos a visitar la ermita de San Martín, en un entorno magnífico, en la confluencia del barranco de La Choca y el propio Vero, a los pies de un acantilado vertiginoso.

Junto a la ermita de San Martín, de Lecina. JML

Dos veces más cruzaremos al río antes de “Huerto Raso”, donde almorzamos frugalmente, para coger fuerzas antes de acometer el camino de “las Escaleretas”.

Tercer y último "vadeo" por el cauce del Vero. JML
 

¿Qué se puede decir de este itinerario?. Pues seguramente que quien tenga oportunidad lo haga y se maraville del trazado, del entorno, de la vegetación, del río deslizándose a nuestros pies, de los pasos inverosímiles, rincones insospechados…mejor ir con alguien que ya lo conozca.

El primer paso un tanto "complicado" por lo resbaladizo de la roca. JML

 

Un paso de los inverosímiles que indica Óscar. Enrique Navarro.

 

Cortito vídeo de Esther Núñez, en un momento del recorrido.

 

Otra foto de grupo en precioso rincón. Enrique Navarro.

 

Paso, con cadena, pero totalmente aéreo. JML

 

Otro de los pasos de agarrarse.

 

Visitamos, a mitad de subida los abrigos de Gallinero, y acabamos por salir a la plataforma superior, a la “selva de Lecina”, donde contactamos con el camino a Barfaluy, el que seguimos para visitar los últimos abrigos con pinturas del día, los abrigos de Barfaluy, con su restaurado Arnal y sus covachas sobre los precipicios del barranco la Choca, verdadero cañón al que se puede decir hemos visto en la ermita desde abajo, y ahora vemos desde arriba, a vuelo de pájaro, al igual que los numerosos buitres que hace rato nos acompañan, acaso esperando carne fresca para el almuerzo.

Largas escaleras para subir a los "abrigos". JML

 

Pinturas rupestres en abrigos de Barfaluy. JML

 

El restaurado Arnal junto a una de las cuevas. JML
 

Desde aquí solo nos resta volver por el camino a Lecina, y acabar descendiendo por el camino que accede a Basender desde el aparcamiento donde hemos dejado el coche, dando por finalizada la vuelta circular por la cabecera del Vero (cabecera en el sentido de barranco, pues realmente la cabecera se sitúa mucho más al norte, entre Pueyo Morcat y Crapamote).

El último paso del río Vero (esta vez por puente). JML

 

El molino de Lecina aún se mantiene en pie, aunque un tanto deteriorado. JML
 

Tras la excursión iremos a comer a Bárcabo, a casa de unos buenos amigos, que nos han preparado una estupenda comida casera, a base de judías con sepia y almejas y un buenísimo cordero guisado…con unos entrantes de setas y mermelada con queso, vino abundante (que de aguas ya hemos ido bien servidos por hoy), café, licores y campeonato de porrón “en altura”. El campeón no hay que decirlo, cualquiera con dos dedos de frente lo adivinará enseguida.

Nuestro amigo Óscar. Todo un "campeón" hasta con el porrón. Ángel Vidal

 

La comida en Bárcabo. Está claro que lo pasaron estupendamente. Esther Núñez.

 

Otra foto de la comida. Esther Núñez.

 


Más fotos de la comida de Ángel Vidal.

 

 

Una teercera de la comida de Ángel.

Un gran día, el tiempo muy bueno, y lo mejor que antes de llegar a casa ya ha vuelto a ponerse a llover, con lo que se puede decir que verdaderamente el día nos ha respetado.
Hasta la próxima.

Óscar Ballarín.

Enlace a las preciosas fotos de Ángel Vidal:

https://plus.google.com/photos/106086681884713509415/albums/6082583496296419025

Idem, a todas las fotos de José María Lafuerza:

https://plus.google.com/photos/106086681884713509415/albums/6082243256377405089