REALIZAMOS LA TRADICIONAL ASCENSIÓN A NABAÍN-SANTA MARINA DEL MES DE JULIO. SÁBADO 16 DE JULIO

REALIZAMOS LA TRADICIONAL ASCENSIÓN A NABAÍN-SANTA MARINA DEL MES DE JULIO. SÁBADO 16 DE JULIO

Foto de familia en la cima de Nabaín. José María Lafuerza

Cumpliendo con la costumbre instaurada desde la creación del Club de Montaña Nabaín de Boltaña en el año 2.000, el sábado 16 de julio de 2016 hemos realizado la ascensión al pico que nos da el nombre, también denominado Santa Marina por la ermita que hay en su cima. En la actualidad está en ruinas y solo quedan tres paredes en pie con el punto geodésico colocado encima de ellas.

El pueblecito de Ascaso, con su calle Mayor o Única, al principio de la ascensión.

La subida la realizamos el sábado más próximo a la onomástica de la santa pues Santa Marina se celebra el 18 de julio. Como también es costumbre desde hace unos años compartimos la ascensión con nuestros amigos del CAS de Ainsa.

En un punto de la subida, con buenas vistas hacia Jánovas y el río Ara.

Al parecer, en el pasado llegaron a realizarse cuatro romerías anuales a Santa Marina y en algunos textos se recoge la celebración de la romería del 18 de julio a la que asistían los vecinos de Ascaso, Morillo de Sampietro, Buerba, Yeba, Gallisué, Tricas, Albella, Lacort, Jánovas y Campol, entre otros. Algunos de ellos tenían un día de camino hasta llegar a la ermita. Una vez todos reunidos, se celebraba la misa, se hacía la bendición de términos y se repartía la caridad (de la que cada año se encargaba un pueblo diferente). Las tortas sobrantes se rifaban y con el dinero obtenido se contribuía a los gastos de mantenimiento de la ermita.

El grupo encaminándose a la cima, que se aprecia al fondo.

La ruta normal parte de la población de Ascaso para ascender hasta lo alto de la montaña donde se ubica uno de los mejores miradores naturales de Sobrarbe y las ruinas de la citada ermita de Santa Marina. Precisamente Nabaín es la parte más alta del anticlinal de Boltaña, un enorme pliegue geológico que deja al descubierto el río Ara en el estrecho congosto de Jánovas. En la ascensión cada una de las paradas nos recompensará con increíbles panorámicas de la Solana de Burgasé y Ribera de Jánovas, del macizo de Monte Perdido y buena parte de la zona central de la Comarca de Sobrarbe.

Nuestro amigo Abrahan, que vino con sus hijos y no quiso perderse esta fiesta montañera.

Ascaso es conocido por su famoso reloj de sol situado en la pared sur de una vieja fragua donde también hay una fuente. En el reloj de la fragua aparece la siguiente frase: "Cuando me relumbre el sol acércate paso a paso, y sabrás la hora que es en este reloj de Ascaso"

El ya muy famoso y conocido reloj de Ascaso.

Y hoy vamos a realizar la excursión de forma circular con salida y llegada en Ascaso subiendo por la ruta normal y bajando por la parte contraria hasta confluir con el sendero que viene de Morillo de Sampietro, aunque tres participantes y buenos montañeros del grupo decidieron realizar la ascensión desde Boltaña por el camino entre esta localidad (salida junto al cementerio) y Ascaso, recientemente limpiado y acondicionado por nuestros amigos de la carrera “O Viento Rondador”, para después continuar por la ruta normal hasta la cima, con entre 1.300 y 1.400 metros de desnivel positivo acumulados y en poco más de tres horas (3 horas 15 minutos).

Parte del grupo antes inicio ascensión en Ascaso. José María Lafuerza.

 

Los tres "bravos montañeros" que realizaron la ascensión desde Boltaña.

 

Ascaso desde el camino que viene de Boltaña, recientemente limpiado. Juan Félix.

 

El resto del grupo (Abrahan con sus hijos) en la cima de Nabaín.

Comenzaremos la marcha en la fuente de Ascaso (1.000 m.) descendiendo un tramo de pista, para tomar otra secundaria a la derecha, cortada al tráfico por una cadena. Superada esta pista, en unos 10 minutos encontramos un pequeño campo circular abandonado. Comenzamos a ascender a la izquierda por una zona empinada cubierta de bojes y espinos donde la roca aflora constantemente. Se observa un gran mojón de piedras. A partir de este mojón la pendiente se suaviza y la senda se hace más evidente dirigiéndose a una prominencia terrosa característica que se observa en lo alto. A partir de aquí la vegetación se espesa, pero hay mojones que nos dirigen al oeste en dirección a la cresta que domina en picado el valle del Ara. Se sigue un rato por la cresta, hasta alcanzar un rellano poblado de erizones, desde el cual ya se adivina la cima. Pasada la zona de erizones se sigue la cresta cimera con vistas al valle de la Solana por un suelo de piedra descompuesta y jalonado de bojes hasta alcanzar la cima de Nabaín o Santa Marina (1.796 metros).

Vista panorámica desde la cima. Juan Félix.

 

Macizo de "Treserols". Todavía bastante nieve entre el Puntón (Monte Perdido) y el pico Añisclo. 

El descenso lo hemos realizado por la parte opuesta a la subida siguiendo la cresta en dirección este hacia Morillo de Sampietro hasta alcanzar el Collado del Pozo divisorio de aguas entre el barranco de Ascaso (afluente del Ara) y del barranco de Yesa (afluente del Cinca). Bonito collado con espectaculares vistas del Valle de Vio. A partir de aquí se trata de ir descendiendo por encima de erizones y bojes siguiendo los restos que quedan de una antigua pista que realizó hace años una empresa de prospecciones petrolíferas hasta alcanzar el sendero PR-HU-185 que viene desde Morillo de Sampietro. Este tramo no es recomendable sino se conoce bien el terreno pues esta muy vestido y no hay ninguna señalización por lo que es fácil emboscarse.

Descendiendo en sentido opuesto hacia Morillo de Sampietro.

 

En el collado separatorio de cuencas y excelente mirador.

 

Otra "instantánea" en el mismo precioso lugar.

 

Descendiendo entre "brizones".

 

Peña Montañesa, Peña Solano y Cotiella desde el camino de bajada.

El PR desciende vertiginoso hasta las conocidas como pozas de Ascaso, sucesión de unas 20/25 cavidades excavadas por el agua en la piedra caliza del barranco del mismo nombre situadas en el entorno de un antiguo puente de piedra.

Puente de piedra y las muy famosas pozas de Ascaso.

 

Detalle de las preciosas pozas de Ascaso.

Para terminar la excursión solo nos queda ascender el sendero que en un kilómetro más nos deja de nuevo en la fuente de Ascaso de donde partimos por la mañana.

José Ramón Monclús
NABAIN-CAS

Enlace a todas las fotos de JML:

https://plus.google.com/photos/114184705549335176665/albums/6308011199648416177

Que mejor forma de terminar esta fiesta montañera, que brindando con buena cerveza.