SATISFACTORIA FINAL DE ESCAPADA DEL CAS Y NABAÍN A PICOS DE EUROPA. 4 Y 5 DE JULIO. SÁBADO Y DOMINGO.

SATISFACTORIA FINAL DE ESCAPADA DEL CAS Y NABAÍN A PICOS DE EUROPA. 4 Y 5 DE JULIO. SÁBADO Y DOMINGO.

El grupo completo dispuesto a emprender los Tornos de Liordes.

Como no podía ser de otra forma, lo primer de todo es reconocer el trabajo y la ayuda de los que habéis colaborado para que esta escapada montañera a Picos de Europa de 4 días haya resultado un éxito rotundo; en primer lugar a Carlos Andrés, gran conocedor de Picos y en donde se inició como montañero, además de las muchas veces que estuvieron con Chus, quien nos habló de las tres posibles alternativas para hacer los Picos (Occidentales, Orientales y/o Centrales), con los mapas y guías correspondientes.

Pico y cresta del Remoña, una vez empezado el camino de los Tornos.


Agradecimiento especial para Enrique Navarro que se ha currado todo el tema de itinerarios, reservas de hotel, refugio (que al final no utilizamos) y hostal, teniendo muy en cuenta las diferentes aptitudes montañeras de los participantes para que todos pudiéramos disfrutar de algún recorrido de los programados, y como no para todos y cada uno del grupo de los quince, que con su buena predisposición, la camaradería, empatía y “buen rollo” no han faltado en ningún momento.

En la terraza del hostal Remoña de Espinama.


Del jueves, día de llegada, y del viernes, ya estáis informados por la crónica rubricada por Andrés Olloqui, y seguidamente os voy a poner lo del sábado y vuelta a casa del domingo 5.

Unquera junto al río Deva, en donde nos reagrupamos el primer día jueves 2.


En principio la idea inicial era quedarnos a pernoctar la noche del viernes en el refugio Delgado Úbeda o Urriellu, debajo del Naranio de Bulnes, que hubo que cambiar 3 o 4 días antes pues para llegar al mismo desde la zona de la Vueltona había que utilizar crampones en un pequeño tramo, y más de la mitad del grupo no teníamos la suficiente experiencia para ello, lo que modificó lo previsto para quedarnos en el hostal Remoña de Espinama (os lo recomiendo) las noches del viernes y sábado, y en mi opinión de esta manera el resultado ha sido mejor que lo anteriormente previsto, o por lo menos más cómodo.

A la izquierda, la Canalona, paso que hubiéramos efectuado para el refugio.


El sábado 4 nos encontrábamos todos desayunando en el hostal para poco más tarde desplazarnos en nuestros coches hasta el parking de Fuente Dé (1.094 metros), e iniciar en este lugar la vuelta circular por PR de la Vega de Liordes, ascendiendo en primer lugar los cerca de 900 metros de desnivel por los Tornos de Liordes y Canal de Embudo y acceder al collado de entrada al valle.

El grupo con el pico Remoña, Tornos de Liordes y Canal del Embudo, como fondo.


En este punto, los más montañeros deciden dejar el camino PR para por la izquierda ascender a la cima “Remoña” , no sin ciertas dificultades, y crestear todo el macizo para descender al final hasta el collado y juntarse allí con el resto del equipo que ha decidido efectuar el itinerario del camino PR.

Hubo que superar una canal bastante complicada y aérea.

 

Los ocho componentes que ascendieron al pico y cresta del Remoña.


El grupo reducido del camino PR, dividido en dos grupitos, descendió hasta el precioso y verdoso valle de Liordes, y aún perdiendo las marcas del PR logró llegar al collado citado de Pedabejo (de una forma más directa y sin señales ni marcas) por el que iban a bajar los del macizo de Remoña, para todos juntos descender hasta una fuente con fresca y abundante agua y tomar la pista que en varios kilómetros nos llevaría de nuevo a Fuente Dé.

Laura bajando al valle, poco después de despistarnos del camino PR.

 

Mauricio, muy cerca del collado equivocado y después de haberme encontrado la cámara de fotos.


Datos técnicos:
Vuelta circular por PR: 1.000 metros de desniveles positivo y negativo
Con ascensión al Remoña: 1.300 metros de ambos desniveles.


Como anécdotas contaros que nos juntamos en el mismo hostal Remoña de Espinama y también por Liordes con tres participantes (dos chicos y una chica) en nuestra Gran Trail Ternua Sobrarbe del sábado anterior, de la que quedaron muy contentos; también nos encontramos muy cerca de la llegada en su parte alta del teleférico de Fuente Dé con Quique, un cántabro que vivió en Aínsa hace ya más de 30 años, con una tienda en la calle mayor de cerámicas junto con su socio ¿Juan Rayo?.

 

Los tres cántabros participantes en la Gran Trail Ternua Sobrarbe 2015.


La tarde del sábado, después de una reconfortable ducha, no podía terminar de otra forma más que con unas cervezas y “sidriña” en la terraza del Remoña y una exquisita cena (algunos aprovecharon para disfrutar de unos buenos chuletones de excelente carne de vaca cántabra).

Ángel Vidal haciendo reír al personal con sus chistes.

 

Dando buena cuenta del chuletón.


El domingo por la mañana, después de desayunar y comprar algún producto de la zona, iniciamos el camino de regreso a casa (algunos aún se quedaron por la montaña y/o playa).


Para terminar quiero deciros que dado el buen resultado de esta salida, es probable que organicemos otra para el próximo año, que bien podría ser por los picos de Urbión (Laguna Negra y cañón del río Lobos) en la más cercana Soria.


José María Lafuerza

 

Enlace a las fotos de Enrique Navarro, del sábado 4:
 
Idem, de José María Lafuerza: