Marcha senderista Las Bellostas-Otín, sábado 15

Buen colofón a esta temporada con esta última salida del año programada conjuntamente con nuestros amigos del Club Nabain, siendo acompañados en esta ocasión por los respectivos presidentes de nuestros clubes, Chus y Miguel.

A las 8 de la mañana y previamente citados en Boltaña y Ainsa, salimos con nuestros coches en dirección a Las Bellostas; los de Aínsa por Guaso, aprovechando a juntarnos con Pedro y Ana y por Arcusa, donde nos esperaban también Quino, Ana y Dori, y por la carretera hacia Campodarbe los de Boltaña.

Después de juntarnos todos en Las Bellostas y un poco mas de las 9 de la mañana iniciamos nuestra caminata el casi medio centenar de senderistas hacia Bagüeste.

La primera parte del camino, un GR muy bien marcado, desciende hacia el río Balced, en donde alguno se descalzó para evitar mojaduras no deseadas, y algún otro pegó algún resbalón con baño hasta casi la cintura; nos sorprendió el caudal de agua que llevaba el río Balced debido a las lluvias recientemente caídas.

Una vez pasada la ermita de Santa María, muy cerca ya de Bagüeste, y después de dos horas de caminata, arribamos a este lugar en donde paramos a descansar un poco y reponer fuerzas, además de observar un poco el estado ruinoso en el que se encuentra el pueblo y de hacernos unas cuantas fotos junto a las torres e iglesia (bonito ábside) románicas.

Aquí un pequeño grupo se adelantó para ir al destino previsto de Otín y el resto del grupo decidió cambiar la trayectoria por pasar por Letosa y después acercarnos al mirador de la confluencia entre el barranco Raisén y el Mascún, en su tramo superior, muy cerca de las cornisas de Otín.

Despues de disfrutar de las impresionantes vistas hacia el Mascún y hacer las correspondientes fotos, iniciamos el regreso hacia Letosa, esta vez por la pista, en donde nos juntamos con el grupo de media docena de colegas que estaban haciendo la excursión con BTT.

Debajo de San Hipólito y de la pardina de Ballabriga dimos cuenta de nuestra comida y proseguimos nuestro camino de vuelta hacia Las Bellostas, por la pista que habíamos cogido poco antes y en esta ocasión sin pasar por Bagüeste.

En poco mas de hora y media llegamos a nuestro punto de destino y de partida, en donde nos juntamos con el pequeño grupo que llegó hasta Otín y emprendimos viaje de regreso a nuestros lugares respectivos.

Para terminar comentar que creo ha sido la salida mas participativa de la temporada y que al final y casi sin quererlo caminamos casi 21 kilómetros con un desnivel acumulado de 900 metros, que hicieron casi casi una jornada montañera mas que senderista. José María Lafuerza

 

grupo en salida Las Bellostaspasando el Balcedgrupo en torre-iglesia Bagüesteen Letosamirador hacia el Mascún superiorpared Mascún superior con Bagúeste al fondosenderistas y ciclistas después de comerelefante cerca de Las bellostas