ASCENSIÓN AL ANETO DESDE BALLIBIERNA E IBONES DE CORONAS. SÁBADO 7 DE AGOSTO 2010

José, Nacho, Carlos, Victor, Sandra y Chus en cima Aneto

Felicitar a los nueve componentes de la cordada que hicieron cima en el Aneto. Los seis antes citados mas David, Daniel y Nuria, y especialmente al montañero veterano José de Charo que está cada día mas fuerte. También decirles la suerte que tuvieron de llevar como guías a dos montañeros tan experimentados como Chus y Carlos, que los subieron por Ballibierna (1.960 metros) e ibones de Coronas, con un desnivel positivo de 1.450 metros, y descendiendo hacia el Forao de Aigualluts, lugares bastante menos transitados que la habitual ruta de la Renclusa. Por otro lado indicarle a Chus que estas salidas montañeras son para algunos privilegiados que tienen las ganas y fuerzas suficientes para realizarlas, por lo que es muy difícil que sean mucho mas numerosas.

Seguidamente os pongo la crónica de Chus con las vicisitudes de la ascensión. José María Lafuerza:

 

 
       Siguiendo la dinámica de la poca aceptación de las últimas salidas de montaña, al final nos juntamos un total de 9 atrevidos montañeros para hacer la ascensión al Aneto. Lo de atrevidos es porque hay que tener mucho valor para subir a este famoso pico en el mes de agosto.
       A las 5 de la mañana nos dimos cita en Benasque para coger el primer autobús que salía hacia Ballibierna. Se había pensado subir por los ibones de Coronas por evitar , en lo posible, la masificación de la ruta normal por el lado del refugio de la Renclusa y los portillones.
       Después de 45 minutos de autobús llegamos al refugio de pescadores de Ballibierna y comenzamos a subir, todavía de noche, hacia los lagos de Coronas, que rodeándolos y tras algún nevero que nos hizo empezar a utilizar los crampones, llegamos al collado de Coronas , donde se enlaza con el itinerario procedente de la Renclusa.
       Ya en el famoso glaciar del Aneto, fuimos ganando los últimos metros que nos quedaban para llegar a la antecima del famoso pico y enfrentarnos cara a cara con el no menos conocido Puente de Mahoma, que es un paso de escalada fácil, pero bastante impresionante, por grandes bloques muy seguros.
       Como habíamos llegado muy bien de tiempo, todavía no había pasado mucha gente hacia la cima y no se habían empezado a formar los atascos de gente que luego presenciamos. Nosotros pasamos a la cima con bastante tranquilidad y sin tener que esperar.
       Después de disfrutar un poco de la panorámica de este punto culminante de los Pirineos, volvimos a cruzar a la antecima, dónde, viendo subir gente sin parar, nosotros ya nos habíamos ganado el almuerzo y mucho más relajados y con el objetivo cumplido, pasamos al momento estrella de la excursión: degustación de productos denominación de origen del Valle de La Fueva, famosos y conocidos por todos: tortilla de patata acompañada de longaniza casera.
 
      Después de valorar las diferentes rutas para emprender el descenso, decidimos bajar por el valle de Aigualluts y conocer el famoso Forau. La bajada fue larga pero poco a poco fuimos perdiendo altura y tras varias horas llegamos al llano de La Besurta para coger de nuevo otro autobús que nos llevó  a Benasque.
 
Chus Puyuelo

 

 

grupo en el glaciar

en Aigualluts