DOMINGO 14 DE ABRIL. BUENA PARTICIPACIÓN EN LA CAMINATA DE AÍNSA A SAN VICENTE POR EL PR HU-41.

Foto de familia en la salida en Aínsa. José María Lafuerza

Lo primero de todo es agradecer la buena respuesta y participación de todos los padres y madres que trajisteis a vuestros hijos a la caminata, algunos bien pequeños y que aguantaron como “jabatos”. Igualmente la participación y presencia de Rosa Serrano en representación del Ampa y de Oscar e Irene, director y profesora del Colegio de Aínsa, respectivamente.

 
También la del resto de adultos que nos acompañasteis, particularmente la de algunos veteranos como Paco Chéliz, Ramón Ceresuela y/o Paco Lafuerza.
 
Paisaje espectacular en la salida de Aínsa. JML
 
Con diez o quince minutos de espera de cortesía y después de efectuada la tradicional foto de familia, iniciamos la caminata en el parking de detrás del castillo de Aínsa, dirigiéndonos al camino habilitado por el Ayuntamiento por Matacanes y siguiendo la dirección de la caseta de Fés y ermita de San Felices. En este camino, para los que no lo conozcáis, indicaros que hay varios paneles explicativos de algunos árboles característicos de nuestra comarca.
 
Ermita de San Felices de Aínsa. Romería el 30 de mayo. JML
 
En la ermita de San Felices hemos hecho la primera “paradeta” para reagruparnos, y después hemos continuado hacia el templete de la Cruz Cubierta (siglo XVII), en donde hemos cogido el camino PR en dirección a San Vicente, primero por la senda de Racanós que se encontraba un poco embarrada y vadeando al poco rato el barranco Forcaz, para coger después la pista que prácticamente no abandonaríamos hasta el mismo San Vicente.
 
Caminando hacia la Cruz Cubierta.JML
 
Cerca de la Cruz Cubierta. JML
 
Badeando el barranco Forcaz. JML
 
A mitad del camino, en una buena sombra, hemos repuesto fuerzas, para poco después continuar la caminata por la pista, que en algunos trozos se “empina” de una manera importante hasta llegar al collado (377 metros desnivel acumulado de ascenso) , para después ir bajando por la pista hasta llegar a Campo Redondo, por donde viene otro camino PR de Boltaña, muy cerca ya de la ermita de San Miguel de Mayo y de la iglesia (siglo XII) y esconjuradero de San Vicente, a donde hemos ido llegando en pequeños “grupitos”.
 
Cruz en Campo Redondo con Punta Llerga nevada. JML
 
Llegando a la ermita de San Miguel y Peña Montañesa al fondo. JML
 
Después de visitar la iglesia de San Vicente, para la que muy amablemente nos ha dejado la llave “Beni”, hemos fletado el primer autobús hacia Aínsa con los primeros que han ido llegando, para después de media hora regresar con el mismo autobús a Aínsa el grupo más rezagado.
 
Iglesia y esconjuradero de San Vicenete. JML
 
Me hubiera gustado hacer una foto de grupo junto a la monumental iglesia de San Vicente, pero no ha podido ser al haber llegado en varios grupos y también para agilizar el regreso de todos los caminantes.
 
 
Para terminar, recordar y animaros a la siguiente marcha programada para el festivo 1 de mayo, en un recorrido de Aínsa al monasterio de San Victorián, con la posibilidad, para los niños más pequeños o adultos que no se sientan con fuerzas para hacerlo todo, de iniciar el recorrido en Soto (desplazándose con coches particulares) o bien terminarlo en Los Molinos, en donde serían recogidos por el autobús que vendría a buscarnos a San Victorián.
 
José María Lafuerza
 
Mapa con el recorrido efectuado, pero sin bajar a Labuerda.