DOMINGO 7 DE OCTUBRE. SE DESCENDIÓ LA GARGANTA DE ESCUAÍN

 09:00 A.M. Quedamos en Escalona; los que aun no se conocen se presentan, impacientes por empezar nos dirigimos a Escuaín. Una vez allí preparamos todo el material necesario.

Antonio, Martin, Blas, María, Oriol, Arantxa, Ismael, Jaime, Sonia, Mauricio, Alberto y David ; 14 osados se disponen a descender la Garganta de Escuaín, barranco emblemático del Sobrarbe, 45 minutos de aproximación en los que una senda nos sumerge en dirección a la garganta, en los cuales tenemos unas vistas increíbles,

 

nos acompañan risas , bromas , `` no todo en la montaña es orégano”, alguno incluso se atreve a buscar setas durante el recorrido, una vez cerca del cauce vamos esquivando el agua hasta el límite del parque nacional, una vez allí nos ponemos los neoprenos

y empezamos el descenso siguiendo las indicaciones de nuestros experimentados guías Alberto de San Pio y David, tomamos contacto con el agua y después de algún pequeño

tobogán buscado llegamos al primer salto, unos 6 ó 7 metros nos hacen ver que ya no hay vuelta atrás, después de un pasamos, una poza enorme y un pequeño saltito nos encontramos con un gran bloque en medio del rio el cual nos hacen pasar por debajo jugando a espeleólogos, no dejamos de

sorprendernos,

luego hacemos una pequeña parada para reponer energías y comer algo.

Continuamos rio abajo y nos encontramos una marmita que nos regala una foto

 

 

estupenda y unas cuantas risas al entrar, algunos buceando y otros saltando, continuamos descendiendo, remojándonos, saltando e incluso buscando pequeños toboganes imaginarios para darle aun más emoción.

Nos acercamos a la parte final del barranco donde una cascada nos ofrece un rapel magnífico y a la vez un salto impresionante, mientras nuestros guías instalan las cuerdas el resto del grupo debate sobre quién saltará, solo 4 aventajados deciden hacerlo, Antonio, Martin, Mauricio, y por último Alberto,

 

 

que esperan mientras el resto del grupo rapelan, una vez todos abajo se acerca el final del barranco, que nos ofrece un último salto que no paramos de repetir, hora de el retorno, nos esperan 30 minutos de un camino que nos lleva de vuelta a Escuaín, con bastante desnivel el cual nos acompaña con ladridos y disparos, etc. Jejeje, temporada de caza, una vez en los coches recogemos todo y volvemos a Escalona, punto de encuentro, acompañados de un refresco comentamos experiencias, sensaciones y demás.
Ha sido una experiencia muy bonita, un abrazo a todo el grupo, a nuestros guías y agradecimiento a nuestro club CAS, por hacer posible juntarnos para disfrutar del precioso entorno de nuestra comarca.
 
MAURICIO ROBLEDO
 
Nos vemos x los barrancos………………
 

Para ver el resto del álbum pincha aquí: