ESTE AÑO SI PUDO CON EL BACHIMALA TODO EL GRUPO. SÁBADO 3 DE AGOSTO 2013

Foto de grupo en la cima del Bachimala.

Después del fracasado intento de ascender al pico Bachimala el 1 de septiembre del año pasado por las adversas condiciones metereológicas, hoy día 3 de agosto de 2013, por fin, hemos conseguido hacer cima en una jornada con un clima ideal para caminar y con buena visibilidad a pesar de estar todo el día encapotado.

 
El Bachimala o Gran Bachimala (3.177 metros) es el punto culminante del cordal fronterizo con Francia que da nombre a un macizo de naturaleza metamórfica y que alberga un buen número de picos que superan los tres mil metros. Lo escoltan la Punta Ledormeur (3.120 m.) y la Punta del Sabre (3.136 m.). Y más hacia el norte están el Pequeño Bachimala (3.061 m.), el Pico Marcos Feliu (3.057 m.), el Pic de l´Abeille (3.029 m.) ya el Pico de la Pez (3.024 m.).
 
A las 8 horas salíamos del refugio deBiadós (1.740 m.) por la senda que asciende por su parte trasera y que se interna en el bosque siguiendo la margen derecha del barranco de los Orieles del que poco a poco nos vamos alejando. Salimos a terreno despejado y continuamos por un ancho espolón herboso que pasa por la cabaña del Sarrau (2.082 m.) y que sigue ascendiendo en dirección a un pequeño pico denominado la Señal de Biadós. Antes de alcanzarlo giramos a nuestra izquierda para salir a la cabecera del barranco de Bachimala y ascender hasta el amplio y evidente collado de la Señal de Biadós (2.525 m.). Avanzamos ahora en diagonal hacia la izquierda buscando la cuenca que vierte aguas al barranco de Bachimala y que alcanzaremos tras evitar un contrafuerte que se desprende de la Punta del Sabre. Remontamos un poco más hasta alcanzar un rellano formado por caos de rocas situado en el circo que forman las paredes del Bachimala y la Punta del Sabre. Lo atravesamos hacia la izquierda y seguimos ascendiendo por otro espolón de piedra descompuesta que cierra el citado rellano y que sigue ascendiendo trazando diagonales sobre inclinadas laderas hasta ganar una vaguada superior situada entre dos contrafuertes de la ante-cima. Alcanzado el punto donde se unen los dos contrafuertes el camino se convierte en una fina arista donde comienzan las pequeñas dificultades de esta ascensión. Aparece el abismo a nuestra derecha sobre la cuenca que antes habíamos transitado y vamos avanzando contorneando las prominencias más salientes, necesitando en algunos momentos el apoyo de las manos. Finalmente la cresta se aplana de nuevo en una terraza pedregosa hasta llegar al hito que marca la cumbre del Pico Bachimala (3.177 m.). Llegamos todos los participantes entre las 11,45 y las 12,15 horas.
 
Las vistas son espectaculares: desde el más cercano Posets con el Aneto al fondo, los picos del macizo Clarabide-Perdiguero, los Culfreda y el macizo del Monte Perdido, además de los valles de Louron, de la Pez, de Añes Cruces, etc.
 
Tras dar buena cuenta del bocadillo y realizar las fotografías de rigor iniciamos el descenso por el mismo itinerario de la subida hasta el collado de la Señal de Biadós. Desde aquí, como el año anterior, descendimos por el barranco de la izquierda que desemboca en el valle de Añes Cruces para continuar por la GR-11 que viene de Estós. En el refugio de Añes Cruces paramos sobre 30 minutos para comer y llegamos de nuevo al refugio de Biadós entre las 16,30 y las 17 horas.
 
Realizamos la excursión 20 personas: 18 compañeros de los clubes CAS y Nabain más nuestro amigo Vicente “el valenciano” y un compañero suyo de nacionalidad francesa, que también nos acompañaron la semana anterior en el Bisaurín.
 
El desnivel acumulado ha superado con creces los 1.500 metros, ya que por problemas de aparcamiento en Biadós tuvimos que dejar los coches en el camping El Forcallo, casi 100 metros más abajo.
 
Finalmente resaltar especialmente que la “benjamina” del grupo, Aurora Somolinos, a sus once años conquistó sin ninguna dificultad su primer “tresmil”. Enhorabuena. 
 
José Ramón Monclús
 
Enlace a las fotos de Josan Juste:

 

Foto de grupo en la salida del refugio de Biadós.

 

Caminando junto a la cabaña de Sarrau.

 

Parada para descansar y reponer fuerzas.

 

A partir de los 2.500 metros todo son canchales y rocas.

 

Vista del Glaciar del Lardana-Posets en el ascenso.

 

Losas que parecen trozos de madera.

 

Aurora Somolinos, con su padre, que con sus 11 años ha coronado su primer tres mil. ENHORABUENA.

 

Punta Sabre (3.136 metros) desde cima Bachimala.

 

Vistas desde la cima del Bachimala.

 

Un momento del descenso.

 

Bonito circo glaciar.

 

Bonito "huerto" de lirios.

 

 
José Ramón nos cuenta también lo siguiente, por si aparece el posible interesado. En el viaje de esta excursión me ocurrió una anécdota curiosa: a uno de los que venia conmigo se le cayeron las llaves del coche por las grietas de los asientos de atrás del coche, y al buscarlas encontró un teléfono móvil marca Sony-Ericson.
 
He preguntado a los últimos que han venido conmigo en las excursiones y no es de ninguno de ellos, por lo que sospecho que puede llevar perdido 1 mes, 2 meses, etc. Y como habitualmente voy solo en el coche lo lógico es que sea de alguno de los que hayan venido a excursiones.
 
Como no podía ser de otra manera, nuestro amigo José Ramón estará encantado en que este teléfono móvil termine en manos del propietario que lo perdió.