LA MITAD DE LA EXPEDICIÓN MONTAÑERA DEL CAS-NABAÍN LOGRÓ HACER CIMA EN EL PICO AÑISCLO (SOUM DE RAMOND) EL SÁBADO 6 DE AGOSTO.

Foto de familia en la salida cerca del mirador de Sierracils.

En la programación que llevamos a cabo cada año, normalmente incluimos la ascensión a alguna cima de los muchos tres miles pirenaicos que tenemos en nuestras cercanías, y este año una de ellas ha sido la del pico Añisclo (3.254 metros) de este pasado sábado, cima muy poco visitada en comparación con su vecino Puntón de Treserols (Monte Perdido).

Seguro que fue este el motivo para que al final fuéramos cuarenta y tres animados montañeros/as del CAS y Nabaín los que nos inscribimos para la misma (algunos la primera vez que nos acompañaban y a los que dimos la bienvenida), la mayoría de ellos con muchas ganas de llegar a la cumbre al no haberla realizado nunca.

Vistas desde Sierracils hacia el sur y al llegar por la mañana. jml

 

Bonito lirio fotografiado por Javier Carnicer.

 

Caminando por terreno herboso en dirección a Góriz.

 

El Casco, Brecha y Taillón desde el camino. JML

 

Circo de Soaso, por la mañana. JML

 

La Cola de Caballo desde el camino, un tanto justa de caudal.

Lo primero de todo es reconocer que, aunque habíamos previsto el hacer grupitos para realizar la canal de acceso a la cresta cimera del Soum, quizás no sea una salida recomendable para realizarla un grupo tan numeroso, y de hecho al final el último de once compañeros que se encontraba a la espera de iniciar el ascenso de la canal decidió abandonar el intento (entre otras razones por el riesgo de desprendimiento de roca y piedras que se había producido un rato antes) y conformarse con realizar el tres mil de las Escaleras (3.027 metros) y deshacer lo ascendido hasta llegar al refugio de Góriz.

Preparándose para coger la Canal de ascenso al Soum.

El grupo que horadó la cima del pico Añisclo estuvo compuesto por 21 bravos montañeros/as, entre ellos Mario Rodríguez, de 13 años, que iba acompañado por su padre, y que era su primer tres mil (vaya tres mil para iniciarse); posteriormente realizaron vuelta circular descendiendo por la cara Este y haciendo también el otro tres mil vecino (Punta de las Olas 3.002 metros); aquí tres animados componentes de la cordada (Luis Lascorz, Claudia y José Luis Pérez-Pepelu) aún tuvieron ganas de hacer también la cumbre del otro tres mil cercano, el Baudrimont de 3.026 metros de altitud.

Reagrupados los 21 componentes descendieron para llegar al GR11 que une Góriz con Pineta y retornar desde aquí al camino que por la mañana habíamos ya realizado desde Sierracils y llegar ya muy cerca de las 8 de la tarde (hora prevista de que nos recogieran los taxis 4x4 contratados). Unas 11 horas de actividad (lógicamente con paradas incluidas) y 1.600 metros de desnivel positivo acumulados. 

Seguidamente la crónica preparada por Esteban sobre lo acaecido en esta cordada (sin cuerdas):

"Tras una breve parada para el almuerzo, retomamos la marcha y sin mayores contratiempos llegamos a la base de la Punta de las Escaleras (3027 mts), larga cresta que se extiende de oeste a este a nuestra izquierda, y que constituye paso obligado en la ruta hacia Monte Perdido. Hoy no es nuestro objetivo, por lo que la bordeamos por su derecha y en suave descenso alcanzamos la cubeta glaciar que se extiende entre Monte Perdido y el Pico de Añisclo. En unos pocos minutos más llegamos a un pequeño ibón escondido entre ambas cumbres. Hasta hace pocos años, el gran nevero que cubría de forma permanante esta cubeta no permitía verlo. Hoy se nos descubre, pero sólo parcialmente, pues gran parte de su extensión permanece congelada. Son las 13 horas, hemos invertido unas 4 horas desde la salida.

Para acometer la parte final de la subida al Soum de Ramond debemos bordear el ibón y acercarnos a la pared que nos cierra el horizonte, yendo hacia su extremo derecho. Al llegar a la base de la pared vemos claramente a nuestra derecha una pendiente canal de piedra muy descompuesta. A la vista del numeroso grupo que formamos decidimos salir en dos grupos más pequeños. Tras una subida no exenta de emociones, el primer grupo consiguió salir de la canal, momento en que el segundo grupo acometió la subida final sin ningún contratiempo. Tras la salida de la canal, se gira a la izquierda y una corta trepada nos deposita en la cumbre (3259 mts). Sobre las 14:30 h nos juntamos los dos grupos, han pasado 5h30 desde la salida.

Tras reponer fuerzas emprendemos la bajada, que realizaremos por un camino distinto a la subida. Retrocedemos unos pocos metros por la cresta de subida, y giramos claramente hacia la derecha, dando vista hacia los picos Baudrimont, enfrente, y la Punta de las Olas a nuestra derecha. Las trazas de sendero nos indican el camino, que pierde altura muy rápidamente en sucesivas zetas, y nos lleva directamente a una gran plataforma, desde la que varios tresmiles nos contemplan: Baudrimont NW (3045 mts), Baudrimont SE (3026 mts), Punta de las Olas (3022 mts) y el pico de Añisclo, de donde venimos. Cruzamos la plataforma en direccion SE, hacia la suave loma que conforma la Punta de Las Olas. Una breve subida, pero que a estas horas ya se hace dura, nos lleva a la cumbre de este singular pico que contiene muy cerca de su cima la entrada de la sima más alta de Europa. Son ya las 16:15, 7h15 desde la salida, y nos tomamos un pequeño descanso.

Sobre las 16:30 emprendemos ya la bajada, siguiendo primeramente la cresta y luego entrando en la gran ladera de piedras orientada hacia el valle de Ordesa, terreno muy inhóspito, pero muy bello. Llegamos al borde del característico resalte inferior de Las Olas, y hemos de ir a buscar a nuestra izquierda el único punto débil de este resalte, por el que podemos acceder al sendero GR-11 que une Góriz con el collado de Añisclo. Una vez en el GR-11 torcemos a nuestra derecha y emprendemos la larga bajada que nos lleva al collado de Arrablo, al que llegamos sobre las 18 h (9h desde la salida). Desde el collado de Arrablo no nos queda más que bajar a encontrar el camino que lleva de Cuello Gordo al refugio de Góriz y desandar el camino de esta mañana hasta el Mirador de la Reina, donde llegamos sobre las 19:30 sin incidencias que resaltar, salvo nuestro cansancio y el buen día de alta montaña que este macizo nos ha regalado.
Esteban"
 

Muy duro y "empinado" este primer trozo después de dejar el camino del Monte Perdido.

 

Segundo Resalte (y el más delicado) de los cuatro. JML

 

Transitando por debajo del Puntón de las Escaleras. Enrique Navarro.

 

En el ibón de Arrablo. Enrique Navarro

 

Detalle de la canal de subida al Soum, con el 2º grupo esperando abajo. Enrique Navarro

 

Los 21 montañeros/as que lograron hacer cima en el Añisclo, con el Puntón de Treserols de fondo.

 

Mario Rodriguez, de 13 años, en el pico Añisclo (su primer tresmil) con su padre.

 

Ibón del Soum de Ramond desde la cima. Juan Félix

 

Llegando a la Punta de las Olas. Juan Félix.

 

Los 21 en la Punta de las Olas. Mario realizó sus dos primeros tresmiles.

 

Descendiendo de la Punta de las Olas. Juan Félix. 

 

Cañón de Añisclo flanqueado por Sestrales y Mondoto. Juan Félix.

 

De regreso por el GR 11 entre Pineta y Góriz. Enrique.

El siguiente grupo más numeroso formado por los once componentes que decidieron abandonar el objetivo del Añisclo y otros cinco compañeros que se quedaron en las cercanías, disfrutaron del ibón del Soum (todavía helado en su mitad) y realizaron al regreso la mayoría de ellos el tres mil de las Escaleras, en donde también fueron “bautizados” con su primer tres mil Nacho y el también joven como Mario, Íñigo Sierra Guerrero, de 14 años; desde aquí nuestra felicitación y enhorabuena para los tres.

Posteriormente largo descenso y un poco penoso al final hasta Góriz, para descansar e hidratarnos con lo que cada uno estimó necesario en el refugio. A las 6,15 horas emprendimos el regreso hacia Sierracils y como ya lo esperábamos por otras ocasiones anteriores se hizo un tanto “largo” y porque no también “penoso” a pesar de las impresionantes vistas que hay durante todo el trayecto. Unas 8/10 horas de actividad (con paradas incluidas, salvo la de Góriz) y 1.200 metros de desnivel positivo acumulados.

Primer resalte de los 4 a pasar.

 

Ibón del Soum todavía medio helado.

 

El Perdido y el Cilindro desde la cima Punta de las Escaleras. Carlos Fraile.

 

Los tres primeros en hacer la cima del Escaleras. Carlos Fraile.

 

Nacho e Íñigo que horadaron su primer tresmil con el pico Escaleras.

 

El grupito de los 16 en la bajada. JM Morales.

 

Reponiendo fuerzas en el refugio de Góriz. JML

 

Circo de Soaso por la tarde. JML


Otro grupete más pequeño de 4 componentes decidió darse la vuelta en uno de los resaltes de la ascensión, pero aún tuvieron ganas y fuerza para continuar por el camino tradicional de ascenso a Monte Perdido y llegar hasta el llamado “Ibón helado” del Cilindro de Marboré, que como casi todos los años para estas fechas se encuentra totalmente limpio de nieve y con el característico color azul verdoso. Unas 8/9 horas de actividad, con paradas incluidas, y unos 1.100 metros de desnivel positivo acumulados.

Grupito que subió al llamado lago helado. Josan Juste.

 

Subida al Puntón de Treserols desde lago helado. Javier Carnicer.

Las dos restantes componentes del grupo inicial, nuestras amigas portuguesas Teresa y Sofía, decidieron por la mañana acercarse ya al refugio de Góriz con la idea inicial de llegar hasta la Brecha de Rolando, pero desistieron al comprobar que iban a ir muy justas de tiempo y al final optaron por disfrutar de todo lo bonito que tiene esta zona, incluidas las pozas del río.

Para estar en Sierracils a las 9, nos trajeron cinco furgonetas taxis 4x4 desde Torla (40 participantes) previamente contratadas, y los otros tres subieron desde Nerín con el autobús, esperándonos una hora aproximadamente para así poder salir todos juntos poco después de las nueve de la mañana. El regreso a las 8 de la tarde los del autobús y quince minutos después el resto para ser llevados de nuevo a Torla.

En Sierracils y dispuestos para bajar a Torla con las furgonetas contratadas.

Hemos de felicitarnos todos por el buen desarrollo de la jornada y sobre todo porque no hubo ninguna incidencia reseñable salvo lo ya comentado, una pequeña lesión que se produjo Juan Ramón en la espinilla con una piedra, y los fuertes calambres en las piernas de Fernando en el ascenso que le impidieron continuar y tuvo que esperarnos en un punto del camino (eso sí muy buen mirador hacia el circo de Soaso especialmente) hasta nuestro regreso.

A mí personalmente, y seguro que a casi todos, lo que menos me gustó es no haber podido despedir la intensa jornada montañera como se merecía, pues llegamos a Torla casi de noche y todos teníamos ya muchas ganas de regresar a nuestras casas, sobre todo nuestro amigo José Mari que aún se tenía que desplazar hasta Zaragoza con su coche.

José María Lafuerza
CAS-NABAÍN

Enlace a todas las fotos de JML:

https://plus.google.com/photos/114184705549335176665/albums/6316166692361140097

Podéis también ver esta noticia y realizar comentarios o "me gusta" en la dirección del facebook del Club Atlético Sobrarbe:  https://www.facebook.com/ClubAtleticoSobrarbe?ref=hl