REALIZAMOS LA ÚLTIMA SALIDA DE LA TEMPORADA POR REVILLA Y ESCUAÍN. SÁBADO 24 DE NOVIEMBRE

Foto de grupo en la salida de Revilla. José María Lafuerza

El río Yaga, alimentado por innumerables torrentes, fuentes y surgencias, recorre y a la vez separa los valles de Tella y Puértolas, dando forma a un intrincado barranco pleno de roca y vegetación. La Garganta de Escuaín esconde en su fondo el tramo superior del río y constituye una profunda brecha de roca caliza tapizada en su interior por una enorme riqueza vegetal.

La cabecera de la Garganta está formada por una seria de Circos suspendidos llenos de lapiaces y simas. Las espectaculares panorámicas sobre las gargantas pueden ser contempladas desde ambos lados, es decir, desde Lamiana y Revilla (municipio de Tella-Sin) o desde Escuaín (municipio de Puértolas).

Y hoy día 24 de noviembre los clubes CAS y Nabain hemos realizado una excursión circular en torno al río Yaga, con inicio en Revilla y final en Estaroniello, pasando por el puente de Los Mallos, Escuaín y el puente de Estaroniello.
Surgencia del río Yaga desde los Miradores de Revilla
 
Sobre las 9 de la mañana 45 compañeros de ambos clubes hemos iniciado la marcha desde Revilla, por el camino de los Miradores, siguiendo las indicaciones de los característicos paneles metálicos de color verde del Parque Nacional. El camino cruza el barranco Consusa por pasarela metálica y un poco antes del último mirador se desvía a la derecha en fuerte ascenso, dirección Circo de Gurrundué, hasta un cruce marcado con grandes hitos de piedra, donde confluye con el camino principal que también tiene su inicio en Revilla.
 
Barranco Angonés
 
Más adelante cruza, por otra pasarela metálica, el barranco Angonés que desciende del Circo de La Sarra y unos metros más adelante hay desvío a la izquierda que nos señala el puente de Los Mallos y Escuaín. Transcurre entre bosque y antiguos bancales de cultivo hasta al barranco de La Garganta. Lo atravesamos y por su margen derecha se realiza un vertiginoso descenso de gran pendiente y resbaladizo, que en época de lluvias se convierte en un barrizal.
 
En el puente sobre el barranco Angonés
 
Después del almuerzo
 
Alfombrado camino hacia el puente de Los Mallos
 
Pronunciada bajada hacia el puente de Los Mallos
 
Un poco más adelante alcanzamos el puente de Los Mallos que atraviesa el barranco de Gurrundué y desciende del impresionante Circo del mismo nombre. El puente esta encajonado entre paredes y el agua discurre bajo nuestros pies a más de 50 metros de profundidad.
 
Aglomeración en el puente Los Mallos
 
Imponente desnivel hasta el río Yaga
 
Antonio Broto y sus hijos en el puente Los Mallos
 
Hemos invertido casi 3 horas y estamos en el valle de Escuaín. El camino continúa en suave ascenso entre arbolado, cruza un pequeño barranco y termina en la pista que nos llevará a Escuaín en una hora y media.
 
Tupido camino en ligero ascenso hacia Escuaín desde el puente
 
Castillo Mayor, Peña Montañesa, Peña Solano, Punta Llerga y Cotiella con su cara norte nevada
 
Después de comer continuamos nuestra marcha por la carretera asfaltada de acceso al pueblo y unos 500 metros más adelante tomaremos de nuevo el sendero de la izquierda siguiendo los paneles que nos señalan Revilla. También encontramos las marcas rojas y blancas que nos indican que estamos en el GR-15. El sendero desciende rápidamente por un bosque musgoso hasta el cauce del río Yaga y para seguir a Revilla deberíamos cruzarlo saltando entre grandes bloques de piedra que en estas fechas están mojados y resbaladizos.
 
Los 45 caminantes en Escuain. Javier Carnicer
 
Para evitar este riesgo, un poco antes de llegar al fondo del río, nos desviamos hacía la derecha siguiendo el sendero GR-15, que en una hora nos llevará a Estaroniello después de cruzar del nuevo el valle de Tella por pasarela metálica. Llegamos sobre las 15,30 horas. Para terminar la jornada tuvimos que ir a buscar los coches hasta Revilla con otros dos que habíamos dejado por la mañana en Estaroniello, por lo que el resto del grupo alargó la caminata en unos 45 minutos hasta que volvieron a recogerlos. 
 
Puente y Estaroniello
 
El río Yaga desde el puente de Estaroniello
 
Con esta excursión y la celebración por la noche de la  Cena de Fin de Temporada damos por finalizada la programación del año 2012.
 
Feliz Fin de Año a todos y hasta el 2013.
José Ramón Monclús.