SÁBADO 28 DE ENERO. SE HIZO EL DESCENSO DEL BCO. BASENDER (LECINA)

Hoy he tenido la suerte de formar parte de la primera salida barranquista del CAS.

No dejo de sorprenderme con la evolución de nuestro club. Cada año se crean secciones nuevas y hay mas gente dispuesta altruistamente a llevarnos de excursión, compartiendo con nosotros su tiempo, sus conocimientos e incluso aportando el material necesario para las actividades… es por gente como Alberto de San Pío, nuestro guía en esta jornada, que el club se hace cada día mas grande.

Diez hemos sido los compañeros que nos hemos juntado, a eso de las 10:15 de la mañana, en el parking del río Vero: Alberto, Esther, Paco, Sandra, Carlos, Antonio, Blas, Martín, Nacho y César... algunos madrugadores incluso han aprovechado para hacer un poco de turismo por la zona antes de comenzar la jornada! Jeje

Grupo barranquistas

Una vez repartidos arneses y cascos para todos, comienza la aventura!! un camino de aproximación de unos 45 minutos nos lleva a la entrada del barranco, donde Alberto propone almorzar al sol, y todos aceptamos gustosos. Nos colocamos el material y nos reímos de nuestra torpeza, pero los ojos expertos de nuestro guía revisan que todo esta correcto y listo para comenzar.

poniendo arneses

El Basender es un barranco que desemboca en el río Vero. Habitualmente está seco, y solo coge agua cuando cae alguna tormenta fuerte, de esas que este año casi hemos olvidado lo que son.. pero no por eso deja de tener encanto, no os penséis.

La actividad comienza con algún que otro destrepe, que a los bajitos nos parece un abismo y sin embargo algunos bajan como si fuera un escalón, hasta que llegamos al primer rápel.

Carlos iniciando el descenso muy sonriente

Alberto monta las cuerdas, una por la que bajaremos y otra pasa asegurarnos. Nos explica la técnica de cómo rapelar y uno a uno, este grupo de compañeros nos vamos lanzando barranco abajo. Para algunos, como Blas y Martín, es su primera experiencia y nos quedamos sorprendidos de lo bien que bajan, poco a poco ganando confianza en sí mismos y pasando de la tensión al disfrute.

Nacho disfrutando del momento

El grupo avanza por el barranco entre bromas y sin percances, perseguidos por un grupo de guiris aconjuntados. No nos afecta lo mas mínimo, nosotros estamos disfrutando de  la actividad y mantenemos la calma y el ritmo hasta el final.

Son unas dos horas de garganta, fresca y húmeda, llena de unas impresionantes marmitas en la roca, que en algún momento casi consiguen dejarnos a oscuras! Varios destrepes y cinco rápeles, el último de ellos de 14 metros, nos llevan de nuevo a la cuenca del Río Vero.

Tomamos el camino de regreso, en el que cruzamos el río un par de veces, sin percances ya que casi no lleva agua, y volvemos en una media hora al parking de salida.

Ha sido una experiencia divertida y nuestras sonrisas nos delatan.. estamos encantados! con el día que nos ha salido, con nuestro guía Alberto, con su ayudante Nacho y con el buen ambiente habitual en el CAS.

finalizado el descenso

Comentar únicamente la gran acogida de esta nueva actividad, que aun estando limitadas las plazas a 8, por lo menos 5 compañeros más se hubieran animado a venir de haber sido posible. Pero Alberto comenta, y tiene toda la razón, que no es fácil organizar una actividad de este tipo, en la que hace falta material individual y un guía por cada 8 personas.

Desde aquí animo a todos los socios a disfrutar, avisando con tiempo, de esta nueva oportunidad, que no es sino otra forma de recorrer nuestros queridos montes.

Sandra.

enlace a las fotos de Alberto de San Pío:

http://www.facebook.com/media/set/?set=a.359641030731471.100707.130460473649529&type=1

enlace al vídeo filmado y editado por Antonio Chéliz:

http://www.youtube.com/watch?v=WNA1NnTyAh4