SE CELEBRÓ CURSO INICIACIÓN MONTAÑA INVERNAL. DÍAS 18 Y 19 DE FEBRERO. SÁBADO Y DOMINGO

Este pasado fin de semana se realizó el curso de iniciación al montañismo invernal, organizado por nuestro club según lo programado y comunicado a todos nuestros socios días atrás. Constituyó todo un éxito y este próximo fin de semana se celebrará otro para los interesados que no pudieron hacerlo en este pasado por estar el cupo completo. Sandra Buetas, una de las alumnas, nos envía el siguiente comentario y algunas fotos de las jornadas:

Curso manejo básico piolet y crampones
Dos días de buen tiempo, nueve compañeros dispuestos a aprender y disfrutar, un guía con galones, un valle precioso y vacío para nosotros, crampones, piolet, hielo, nieve, cuerdas…un auténtico lujo.
Cuando tienes la suerte de poder hacer un curso como el que ha organizado el CAS (de nuevo me quito el sombrero..) de manejo básico de piolet y crampones, con un profesional de la talla de Toño Guerra (instructor de la Escuela Española de Alta Montaña), te das aun mas cuenta si cabe, y hablo por mí, de lo mucho que nos queda por aprender a los que frecuentamos habitualmente nuestros montes.
Mil tácticas, posturas, trucos y consejos, bañados de buen humor. Así podría resumir lo que hemos vivido este fin de semana César, Claudia, Nacho, Chema, Alberto, Antonio, Mauricio, Daniel y yo, de la experta mano de Toño.
La cita era a las 8:30 en el parking del Mesón de L’Ainsa. Como buenos Sobrarbenses, no nos pusimos en faena hasta pasadas las 11, después de decidir que Chichagüés era el sitio idóneo donde realizar las prácticas, y reagruparnos tomando un café en Parzán. Formamos una tropa bastante pintoresca, ya que tenemos desde la valiente Claudia de 11 añitos, hasta el intrépido valenciano Antonio de casi dos metros de altura.
La primera lección es aprender a progresar en laderas inclinadas y con nieve. Toño nos enseña como ascender y descender haciendo zetas con ayuda del piolet. Parece sencillo pero tiene su truco.
Una vez practicado esto llega el momento de aprender la autodetención. Nos lanzamos ladera abajo repetidas veces y en diferentes posiciones emulando caídas que espero no tengamos nunca, aprendiendo a mantener la calma y la postura. El sol calienta y el ejercicio nos hace sudar de lo lindo. Los ojos expertos de Toño nos corrigen continuamente y no paramos hasta asegurarnos de caer “con estilo”. El entorno es impresionante y el buen ambiente entre compañeros disfrutando como niños en este aquapark de nieve, hace el resto.
Llega la hora de comer algo justo antes de que nos abandone el sol. Para la segunda parte de la jornada buscamos con anhelo alguna zona más helada y con resaltes, pero no es fácil ya que la nieve está bastante blanda. Practicamos el piolet escoba, piolet ancla y piolet mango, diferenciando en qué ocasiones utilizar cada uno de ellos, o intentándolo al menos..
Como nuestra curiosidad no tiene fin, acabamos haciendo una cata de nieve, recibiendo lecciones de nivología, trucos para medir la pendiente de una ladera, a detectar indicios de las zonas donde el riesgo de aludes es mayor… Los conocimientos de Toño son inagotables, podríamos estar hablando toda la tarde, o un par de días! pero estamos cogiendo frio y decidimos bajar a continuar la charla en la gasolinera de Parzán, que este fin de semana va a ser nuestro meeting point.
Después de la cañita de rigor donde comentamos los mejores momentos del día, nos vamos a casa a descansar. Una buena ducha, una sopa caliente y espachurrarnos en el sofá nos ayudan a reponer fuerzas para el día siguiente. Solo los valientes Nacho y Chema se animan a representar al grupo en los Carnavales de Bielsa.
El domingo logramos comenzar la jornada un poco más temprano. Hoy nos toca practicar con los crampones. Necesitamos hielo y Toño nos lleva a un barranco helado, un poco apartado de la pista.
Mientras monta un par de reuniones para subir por la cascada lo observamos boquiabiertos desde abajo. Cuando te pones los crampones la cosa se complica. La táctica es apoyar todos los pinchos en el hielo y es por eso que hay que subir y bajar mirando siempre al frente. Estamos en una zona bastante empinada y aunque sientes el agarre sobre el hielo, la verdad es que impresiona de lo lindo.
Por turnos vamos subiendo por la improvisada vía de escalada, asegurándonos entre nosotros y practicando las técnicas aprendidas: el piolet barandilla, piolet apoyo, piolet ancla.. aunque en cuanto bajamos la guardia tendemos a subir con las puntas delanteras, porque es como más cómodos nos sentimos.. maaaal
Llega la hora de parar a comer algo. Nos sentamos en la boca de una cueva con unas curiosas formaciones de hielo. Están cayendo finos copos de nieve, y aunque no parece que vaya a nevar en serio, tampoco vamos a ver el sol y la temperatura ha bajado bastante.
Después de la comida Toño nos explica como encordarnos, aunque es un tema tan extenso como para otro curso. Las nociones básicas sacian nuestra curiosidad y César y Claudia se pasean por las laderas practicando y disfrutando mientras simulan caídas.
Se nos ha pasado la mañana volando y ya va siendo hora de empezar a recoger, ya que algunos tenemos varias horas de carretera hasta nuestro destino. La última actividad del día consiste en rapelar de una reunión en hielo que Toño ha montado y todos miramos incrédulos, ¿aguantará el puente de hielo? Y vaya si lo hizo…
Cogemos los coches y nos despedimos con cierta añoranza. Han sido dos días intensos en los que hemos aprendido y disfrutado muchísimo, pero también con la sensación de que dejamos muchas cosas pendientes. No tengo sino palabras de elogio para Toño por compartir con nosotros sus conocimientos, paciencia y buen humor, y para los directivos del CAS por apostar y facilitar la formación de los socios. Me despido con una sonrisa y la promesa de practicar lo aprendido.

Sandra Buetas

enlace a Picasa con las fotos de Nacho Vidal:

Fotos de Daniel Quero: