SE CUMPLIÓ CON LA TRADICIÓN SUBIENDO A NABAÍN. SÁBADO 20 DE JULIO

Foto de grupo en la cumbre de Nabaín, junto a la ermita de Santa Marina, que queda fuera de la foto.

Como todos los años desde la creación del Club de Montaña Nabain, el día 20 de julio de 2013 (sábado más próximo a la festividad de Santa Marina que es el 18 de julio), realizamos la ascensión al pico que da nombre al Club junto a nuestros amigos del CAS de Ainsa.

 
Este año hemos participado 24 compañeros: 20 han subido por la ruta normal desde Ascaso, 1 desde la plaza Boltaña por la pista de Morillo de Sampietro y 3 desde el Mirador de Jánovas.
 
Los primeros salieron de Boltaña a las 8 h. para llegar a la cima entre las 10,15 y las 11 h. superando el desnivel de 800 metros.
El segundo salió a las 7 h. y llegó a la cima sobre las 11,30 horas superando un desnivel de casi 1.200 metros.
Y los últimos salieron a las 7,25 h. desde del Mirador de Jánovas llegando a la cima sobre las 10,30 h. superando un desnivel de 1.125 metros.
 
La ruta desde Jánovas la planteamos como de “inspección” para ver si se pudiera añadir como alternativa para otros años. El camino sale enfrente del Mirador y asciende muy rápido por la margen derecha del Barranco donde está la denominada Fuente de Eusebio. El primer tramo está bien marcado y no tiene ninguna dificultad hasta alcanzar un pequeño collado que da vistas a Lavelilla. El segundo tramo sigue ascendiendo por el borde de una “rayera” a través de un cerrado bosque de enebros, bojes, aliagas, etc., hasta otro collado más amplio. Esta parte si es más complicada pues no hay marcas evidentes de camino y hay que ir apartando ramas constantemente. Y el tercer tramo es una pala de erizones donde tampoco se nota ninguna marca de senda. Se trata de ir subiendo en diagonal hacia la derecha hasta un gran mojón cilíndrico de piedras y continuar por el borde del acantilado hasta confluir con la ruta normal que sube desde Ascaso. Visto el terreno consideramos que esta vía es factible pero para grupos reducidos.
 
Permanecimos en la cima casi una hora, admirando una vez más la panorámica que nos brinda este excelente mirador, y después de almorzar y realizar las fotos de grupo iniciamos el regreso hacia Ascaso.
 
José Ramón Monclús.
 
Como complemento a la crónica de la jornada añado un extracto de un trabajo para el Geoparque realizado por el profesor José Antonio Cuchí Oterino sobre la zona:
 
“Hace unos 70 millones de años, África comenzó a empujar a la placa Ibérica contra
Europa y de esta colisión se inició la elevación del actual Pirineo alpino.
Simultáneamente, la compresión comenzó la producción de grandes pliegues tectónicos,
en general de eje este, oeste y tendencia general de volcado hacia el sur.
Excepción a esta tendencia general es el pliegue anticlinal de Nabaín-Santa Marina,
que sigue una dirección norte sur y que ha sido cortado por el Ara entre Jánovas
y Boltaña. Su levantamiento, además, produjo una clara diferenciación en las
característica de los sedimentos contemporáneos y posteriores. Hacia el oeste se
deslizaron, desde este alto, enormes avalanchas submarinas que llegaban hasta
Hecho. El resultado fue la acumulación de miles de metros de una alternancia de
capas duras y blandas en espesores de algunos decímetros, conocidos como turbididitas
o flysch. Han sido muy replegados por la orogenia alpina y son propensos
a deslizamientos de ladera como se observa en el Cotefablo. Se utiliza como
elemento de construcción, tanto de muros como en losas para techar.
Hacia el este del anticlinal de Boltaña dominan los materiales margosos marinos,
también del Eoceno. Reconocibles por su color gris y su facilidad para abarrancarse,
ocupan una amplia extensión de las depresiones centrales intrapirenaicas,
desde Buil, Aínsa y Mediano continuando por la Fueva hacia Graus y Tremp”.
 
Algunas fotos efectuadas por la niña Águeda Fumanal de casa l´Albeitar: