SUBIMOS AL IBÓN DE BERNATUARA DESDE BUJARUELO. SÁBADO 22 DE JUNIO

Antes de que os ponga la crónica y fotos de la jornada, informar a los que estéis interesados, que se han reservado 15 plazas en el refugio de Lizara, para el fin de semana del 27 y 28 de julio. En estos momentos hay apuntadas para pernoctar unas 8/9 personas. Junto con el club Nabaín vamos a poner de plazo hasta el domingo 7 de julio (inclusive) para poder apuntarse. Si posteriormente decidiera participar alguien que no lo hubiera indicado, tendría que solicitar y reservar plaza en el refugio por su cuenta.

“La muga fronteriza 317, entre Francia y España, se eleva hasta el paso natural entre los Valles de Ossoue y Bujaruelo, justo en el punto más alto de un doble collado que aloja en su interior el Ibón de Bernatura. Está situado a 2.275 m. de altitud en una cubeta glaciar sin salida visible. De hecho parece un volcán justo en medio del collado entre España y Francia. A diferencia de su acceso desde Francia por el refugio de Lourdes, la ruta que se inicia en Bujaruelo y que trepa por las laderas meridionales de los picos de Crapera, paralela al barranco de Sandaruelo, puede calificarse de dura por las empinadas pendientes que es necesario superar.

 
Foto de grupo en el puente de Bujaruelo. Josan Juste.
 
Cogiendo el camino poco después del puente.
 
Y el sábado 22 de junio de 2013 quince compañeros de los Clubes CAS y Nabain hemos realizado la ascensión.
A las 8,30 horas partíamos del refugio de San Nicolás de Bujaruelo (1.338 m.) por el puente románico que cruza el río Ara en dirección al puerto de Bujaruelo. El sendero se inicia con fuerte pendiente a través de un bosque de tejo, pino y boj hasta alcanzar una pilona eléctrica. Debido a la cantidad de nieve acumulada y a las lluvias de los últimos días la senda parecía un arroyo. El sendero más ancho continua a la derecha pero nosotros tomamos el que sale a nuestra izquierda a pie plano, bordeando la pilona, que se dirige al barranco de Lapazosa.
 
Que cristalina y fría está el agua.
 
Nos encontramos con la sorpresa de que la pasarela metálica que cruzaba el barranco ha desaparecido por lo que no nos queda más remedio que descalzarnos para vadear el cauce. Ya en la otra orilla, la senda asciende por un hayedo hasta una pradera denominada la Plana de Sandaruelo (1.680 m.), donde hay un refugio de pastores. A nuestra izquierda aparece espectacular y en  toda su dimensión el Valle de Otal con los picos Otal y Tendeñera al fondo, hoy cubiertos totalmente de nieve. A partir de este punto el sendero, siempre bien marcado con hitos, asciende por la margen derecha orográfica del barranco de Sandaruelo hasta el fondo del mismo. Cruzaremos el barranco y más adelante lo volveremos a cruzar para retomar su margen derecha en dirección a los picos Crapera y Bernatuara por una fuerte pendiente. Es quizás la parte más dura de la ascensión que sigue zigzagueante hasta una cornisa o valle “colgado”, dejando a nuestra derecha diversas cascadas que desagüan por el sumidero del propio ibón.
 
Cerca del Refugio.
 
 
La cara norte con todavía más nieve. Sendero hacia el puerto de Bujaruelo. Josan Juste.
 
 
Atravesando y ascendiendo por el nevero.
 
Como anécdota comentar que en este tramo nos “adelantaron” cuatro atletas que habitualmente participan en carreras de montaña, entre los que se encontraba el compañero socio del CAS Daniel Magallón. Para llegar a la cornisa tuvimos que superar un gran nevero que no nos creó mayores dificultades. Y para llegar al ibón solo nos quedaba girar totalmente a la derecha y recorrer unos 500 metros casi llanos que nos dejan en un pequeño collado donde se encuentra el ibón de Bernatuara ( 2.305 m.), que aparece repentinamente ante nuestros ojos entre los pliegues de la montaña. Se encontraba totalmente helado por lo que no pudimos bajar al fondo de la cubeta y luego subir hasta el opuesto collado denominado Puerto de Bernatura (2.338 m.), frontera natural con Francia. Desde aquí y a nuestra espalda durante toda la ascensión, las vistas son impresionantes a medida que ganamos altitud. Las paredes verticales con los neveros perpetuos en los contrafuertes de los Gabietos y del Taillón son espectaculares, así como la Punta Escuzana y el Mondarruego. A la derecha se sigue viendo los picos Otal y Tendeñera y en la ventana que se abre a lo largo del valle del Ara y muy al fondo aparecen la Peña Cancias, el pico Monchoya y todo el cordal de Guara. Fuimos llegando entre las 11,30 y las 12 horas.
 
 
Grupo cerca del lago.
 
 
Lago Bernatuara casi completamente helado.
 
A parte del grupo aún le quedaban fuerzas y ganas de caminar por lo que decidieron atacar el cercano pico de Bernatura (2.516 m.). El resto permanecimos en el collado descansando y tomando algo de alimento y al cabo de una hora nos reagrupamos de nuevo e iniciamos el descenso por el mismo camino de la subida para llegar a los coches entre las 15 y las 15,30 horas.
 
Cima pico Bernatuara. Enrique Navarro
 
 
Ibón desde pico y grupo almorzando. Enrique Navarro
 
 
Desde cima pico Bernatuara. Enrique Navarro
 
 
Ibón desde pico Bernatuara.
 
 
Misma o parecida foto del sábado 6 de julio 2013 que nos ha enviado Juan Félix. Vaya cambio en un par de samanas.
 
 
De vuelta "pa casa". Josan Juste.
 
La jornada ha sido excelente, con un clima ideal para caminar, soleado, con los prados verdes y floridos, con todos los cauces y cascadas a tope de agua y con los perfiles de las montañas nítidos. Por ello hemos realizado una ascensión relajada y sin prisas para superar unos 1.000 metros de desnivel en una distancia de unos 4 Kms. lo que nos da una inclinación media del 25 %. A los que hicieron el pico hay que añadir 250 metros y una hora más”.
 
José Ramón Monclús.
 
Enlace a las fotos de Josan y Laura Juste:
 
 
 
¿Qué son las mugas .- Las mugas o mojones señalan las líneas fronterizas entre España y Francia a través de los altos valles del Pirineo. En época medieval, y para mantener la unidad geográfica, económica y comercial entre los pueblos de las montañas, se tomaron acuerdos que permitían que los habitantes de cada lado se trasladaran de un país a otro con sus ganados para pastar o proveerse de leña y suministros. Para asegurar la protección de las personas y animales se establecieron hospitales o albergues en la montaña que cuidaban de su seguridad.
En los pasos de poca altitud acostumbran a tener forma de prisma de unos 80 cm. de alto, por 50 cm. de ancho y 20 cm. de fondo, y en los pasos más altos están grabadas en piedras dentro de un rectángulo de unos 50 cm. de alto por 35 cm. de ancho.
En toda la línea fronteriza hay 602 mugas que se determinaron mediante tres tratados firmados en la isla de Conference también conocida como isla de los Faisanes en Bayonne:
-El 2 de octubre de 1856 delimitaron 272 mugas o cruces desde la frontera del Oceáno Atlántico hasta la Mesa de los Tres Reyes (límite de Francia, Navarra y Aragón).
-El 14 de abril de 1862 se fijaron las comprendidas entre la Mesa de los Tres Reyes y la Porteille Blanche de Andorra, numeradas de la 273 a la 426.
-Y el 11 de julio de 1868 se marcaron las comprendidas entre Andorra y el Mar Mediterráneo numeradas de la 427 a la 602.
Tras la desaparición de los controles aduaneros de los paises de la Unión Europea, las fronteras se abrieron y con ellas la posibilidad de circular libremente entre ambas vertientes del Pirineo, pero las mugas fronterizas siguen ahí, ancladas a la tierra, dando fe de que siguen en vigor aquellos tratados firmados en el siglo XIX en que quedó demarcada la frontera entre España y Francia, respetando los usos y costumbres que vienen rigiendo estas montañas desde tiempos más o menos remotos.