UN AÑO MÁS CUMPLIMOS CON NUESTRA PEÑA MONTAÑESA. 2º SÁBADO DE MAYO 2013 DÍA 11

Foto de grupo en la Cima. José María Lafuerza

Un año más, y ya van cerca de cuarenta desde la primera ascensión del año 1.976, el segundo sábado de mayo hemos cumplido con nuestra Peña Montañesa horadando su cima por tres sitios diferentes, y también con una excursión alternativa entre San Juan de Toledo y el Monasterio de San Victorián, para desde aquí bajar hasta El Plano.

Casi un centenar de montañeros que disfrutamos de una jornada montañera para recordar (25 por Ceresa, 15 por San Victorián, 3 por la Canal Mayor, 30 en la ruta senderista, y algunos grupitos pequeños que salieron un poco más tarde pero que también hicieron cima.

 
Collada de Ceresa. Lugar en donde se coge el camino para subir por la cara norte. Gernot Wolf
 
A las siete de la mañana ha partido de Aínsa el primer grupo para subir por la ermita de la Virgen del Pilar, la mayoría, y también por la Canal Mayor un grupo más reducido.

Grupo de San Victorián. Josan Juste.

 

Los tres montañeros y el perro de la Canal Mayor. JML

Poco más de las ocho hemos salido también de Aínsa el grupo que había decidido efectuar la ascensión por el collado de Ceresa. 

Grupo de la collada de Ceresa. JML

De acuerdo con algunos comentarios y sugerencias recibidas, para el próximo año se podrían adelantar un poco las horas de salida de ambos grupos con el objetivo de poder coincidir todos juntos en la cima, y también retrasar media hora el inicio de la comida hasta las tres de la tarde, con el fin de estar todos ya de vuelta a esta hora.

 
El grupo de la excursión alternativa (el más numeroso de todos) fue transportado con un autobús desde Aínsa hasta San Juan de Toledo, en donde, después de visitar su preciosa iglesia románica, emprendieron la caminata que les llevó hasta San Victorián y El Plano. Entre dos y tres horas les costó efectuarlo.
 
Los que optamos por la opción de la collada de Ceresa llegamos a la cima en un tiempo aproximado de un par de horas o un poco menos los primeros y en poco más de dos horas los más rezagados. En nuestra ascensión tuvimos un quebrantahuesos sobrevolando nuestras cabezas y también un numeroso grupo de sarrios que, sorprendentemente, nos pasaron por debajo y no por arriba que es más habitual. También encontramos algún nevero, especialmente en las zonas más sombrías, que no nos incomodó, en absoluto, para nuestra ascensión. También contamos con la cuerda que trajo Alberto Bosque, y que también fue utilizada en un paso más dificultoso.

 

Primeras vueltas y revueltas del camino. JML

 

Una foto en el camino de Laura, Irene y Sandra. JML

 

Parada para reponer fuerzas.JML

 

Pequeña escalada en grupo. Gernot Wolf

 

El grupo de sarrios pasando muy abajo nuestro. JML

 

Laura ayudada por la cuerda de Alberto y Eduardo. JML

 

Irene en plena escalada. JML

 

Último repecho hacia la cima y dos diferentes caminos desde San Victorián al fondo. JML

El grupo de San Victorián subió a un fuerte ritmo haciendo cima en poco más de tres horas, lo que provocó que tuvieran que esperar un buen rato en la cima para hacernos la foto de familia en la cima.

Grupo de sarrios avistados en la subida por San Victorián. Juan Felix.

 

Los de San Victorián llegaron primeros. ¿Josan Juste?

En la cima disfrutamos de las inmejorables vistas que tiene, pues el día fue muy bueno para ello, haciéndonos también las fotos de familia de costumbre, y también la de los montañeros/as que no habían subido nunca a la Peña.

 

Todavía queda un poco de nieve en la cara norte de la Peña. Javier Carnicer

 

Grupo que hicieron cumbre Peña Montañesa por primera vez. JML

En la bajada, hubo quien habiendo subido por la Cara Norte, aprovechó para bajar por San Victorián y hacer así una travesía a la Peña bastante completa. También los de la Canal Mayor para descender hacia la collada de Ceresa y efectuar la vuelta a la base de la Peña por “Os Pozos” Oncíns y El Plano. En la bajada por la pedrera de la cara norte, he de decir que los neveros que casi no tocamos en la subida, provocaron alguna caída sin mayor trascendencia que el susto ocasionado, p.e. Marimar, Maria Luisa, Eva, Laura y Alberto.

 

Parte del grupo que descendía por collada Ceresa al inicio de la pedrera. Juan Félix

 

Los neveros de la Cara Norte que provocaron alguna caida en el descenso. JML

Pasadas un poco las dos y media nos pusimos a comer a la espera de que fueran llegando los más rezagados, para terminar sobre las cuatro y media de la tarde.

 
Este año había una sorpresa preparada, y ya en el cuidado césped anexo al restaurante, formamos un coro separado en dos grupos, para entonar el Himno de Sobrarbe de la Ronda de Boltaña, acompañados por las guitarras de Inazié Pardinilla y José María Lafuerza. Creo que no salió del todo mal la cosa y que gustó, por lo que estoy seguro de que en los próximos años saldrá todavía mejor con la experiencia acumulada en esta ocasión.

Entonando el Himno de Sobrarbe "El País Perdido". Vídeo de Manolo Hernández

 

Templando cuerdas y cogiendo tono. Gernot

 

Uno de los grupos entonando el Himno de Sobrarbe. Ramiro Alins

 

Otro grupo de cantores. Gernot

 

Inazié Pardinilla cantando y acompañando con su guitarra. Gernot 

Para terminar la jornada montañera se repartió el regalo conmemorativo de este año, un práctico paraguas que seguro hará un buen papel en alguna ocasión.
 
Hciendo uso de los paraguas para el sol. JML
 
El autobús ya estaba esperando y poco a poco fue partiendo todo el mundo, aunque algunos (lugareños y de Barbastro) aún aprovecharon para jugar un par de cotos al guiñote y también para tomar el sol, protegidos por el mentado paraguas, en la puerta del restaurante.
 
Los guiñoteros empleándose a fondo. JML
 
Foto tradicional de familia en El Plano.
 
No quiero finalizar sin dar las gracias a Mari Carmen y Donato y todos los “currantes” de El Plano que, como este y estos pasados años, nos atienden y dan de comer fenomenalmente.
 
Enlace a Picasa con las fotos de JMLafuerza:
 
Idem, con las de Gernot Wolf:
 
 
José María Lafuerza