Foto de familia en la cima del Nabaín. JML

Un año más hemos cumplido con la tradición de ascender al pico Nabain (1.796 m.) o Santa Marina, nombre con el cual también se conoce a la montaña por la ermita construida en su cima, actualmente en estado de ruinas. Su fiesta se celebra el 18 de julio y antiguamente subían en romería los pueblos de Ascaso, Morillo de Sampietro, Buerba, Yeba, Gallisué, Tricas, Albella, Lacort, Jánovas y Campol. Además del 18 de julio también se subía tres veces más al año para rogativas con letanías menores: el 15 de agosto, el martes de Pascua Florida y el jueves anterior a la Ascensión. Y desde el año 2000 seguimos con la tradición adaptando la fecha al sábado más cercano al 18 de julio.

Foto grupal de salida con Ascaso de fondo. JML

Hemos participado 13 compañeros de los clubes CAS y Nabain subiendo por la ruta normal que parte de Ascaso (1.000 m.). Para el descenso nos hemos salido de la senda para seguir a la derecha por la cresta rocosa que vuela sobre el río Ara con el fin de visitar la Cruz de Santo Roman situada sobre la cota 1.400 en un espolón de la montaña como un faro vigilante de Ascaso. La cruz se había destruido durante los bombardeos de la guerra Civil y  se recuperó para el patrimonio comarcal en la primavera de 2019 por un grupo de vecinos.

Junto a la Cruz de Santo Román. Josan Juste

Este año la montaña presenta un colorido amarillo intenso por los erizones florecidos y como siempre, en cada parada hemos disfrutado las increíbles panorámicas de la Solana de Burgasé, Ribera de Jánovas, macizo de Monte Perdido y buena parte de la zona central de la Comarca del Sobrarbe.

Selfi de Begoña Campo con el colorido de los brizones

Bonito color amarillo del brizón

José Ramón Monclús

Todas las fotos de José María Lafuerza

Mojón captado en subida del año 2.000, muy mermado en la actualidad.

Este “hito” en la actualidad.