El ibón de Bernatuara está situado a 2.275 m. de altitud en una cubeta glaciar sin salida visible. De hecho parece un volcán justo en medio del collado entre España y Francia, en el paso natural entre los valles de Ossoue y Bujaruelo en la muga fronteriza 317.

A diferencia de su acceso desde Francia por el refugio de Lourdes, la ruta que se inicia en Bujaruelo y que trepa por las laderas meridionales de los picos de Crapera, paralela al barranco de Sandaruelo, puede calificarse de dura por las empinadas pendientes que es necesario superar, pero sin dificultades técnicas. 

A las 8:15 horas hemos comenzado a caminar desde el refugio de San Nicolás de Bujaruelo (1.338 m.) por el puente románico que cruza el río Ara en dirección al puerto de Bujaruelo. El sendero se inicia con fuerte pendiente a través de un bosque de tejo, pino y boj hasta alcanzar una torre eléctrica. El sendero hacia el puerto continúa en ascenso y nosotros tomamos otro que sale a la izquierda de la torre y que se dirige al barranco de Lapazosa. Ya en la otra orilla, la senda asciende por un hayedo hasta una pradera denominada la Plana de Sandaruelo (1.680 m.), donde hay un refugio de pastores. A nuestra izquierda aparece espectacular y en  toda su dimensión el Valle de Otal con los picos Otal y Tendeñera al fondo. A partir de este punto el sendero, siempre bien marcado con hitos, asciende por la margen derecha orográfica del barranco de Sandaruelo hasta el fondo del mismo. Cruzaremos el barranco y más adelante lo volveremos a cruzar para retomar su margen derecha en dirección a los picos Crapera y Bernatuara por una fuerte pendiente. Es quizás la parte más dura de la ascensión que sigue zigzagueante hasta una cornisa o valle “colgado”, dejando a nuestra derecha diversas cascadas que desagüan por el sumidero del propio ibón. Para llegar al ibón solo nos queda girar totalmente a la derecha y recorrer unos 500 metros casi llanos que nos dejan en un pequeño collado donde se encuentra el ibón de Bernatuara ( 2.275 m.), que aparece repentinamente ante nuestros ojos entre los pliegues de la montaña en el fondo de una cubeta. Hemos bajado a sus orillas para ascender al collado opuesto denominado Puerto de Bernatuara (2.338 m.), frontera natural con Francia. Desde aquí y a nuestra espalda durante toda la ascensión, las vistas son impresionantes a medida que ganamos altitud. Las paredes verticales con los neveros perpetuos en los contrafuertes de los Gabietos y del Taillón son espectaculares, así como la Punta Escuzana y el Mondarruego. A la derecha se sigue viendo los picos Otal y Tendeñera y en la ventana que se abre a lo largo del valle del Ara y muy al fondo aparecen la Peña Cancias, el pico Monchoya y todo el cordal de Guara. 

A la mayoría del grupo aún le quedaban fuerzas y ganas de caminar por lo que decidieron atacar el cercano pico de Bernatura (2.516 m.). El resto permanecimos en el collado descansando y tomando algo de alimento y al cabo de una hora nos reagrupamos de nuevo e iniciamos el descenso por el mismo camino de la subida llegando, los últimos,  de nuevo a San Nicolás de Bujaruelo sobre las 15:15 horas.

Bonita jornada montañera para visitar un ibón considerado por muchos como uno de los más bonitos del Pirineo. Hemos participado 16 compañeros de los clubes CAS y Nabain para recorrer una distancia distancia de ida y vuelta hasta el ibón ha sido de unos 15 kms. con un desnivel acumulado de unos 1.000 m. Para los que hicieron pico hay que añadir casi 2 kms. más de distancia y sobre 220 m. más de desnivel. 

José Ramón Monclús

ÁLBUM DE FOTOS DE JUAN FÉLIX ANDRÉS ARNAL

ÁLBUM DE FOTOS DE PETRI MORAL

ÁLBUM DE FOTOS JESUS BAILO