EN ESTA OCASIÓN, AÚN CON ALGUNA DIFICULTAD, PUDIMOS CON LAS CIMAS DE LETA Y BACÚN. SÁBADO 30 DE ABRIL 2016

Cima del Bacún, con mucho frío y ventisca. Juan Félix.

En el año 2014 realizamos una excursión a la ermita de Santa María de Iguacel, situada en el valle de La Garcipollera, valle transversal surcado por el río Ijuez., visitando el pueblo de Villanovilla y los núcleos abandonados de Acín y Larrosa y propusimos volver a la zona para ascender a los picos La Leta, Bacun Norte y Bacun Sur que cierran en semicírculo la cabecera del valle con excelentes vistas sobre el macizo de Collarada y que como otros picos menores son un ejemplo de cómo unas montañas modestas y sin dificultades pueden ser magníficos miradores sobre otras más grandes y famosas.

Ermita de Santa María de Iguacel, muy cercana a la pista de salida de la ascensión. Juan Félix.

En el pasado año 2015 la programamos pero tuvimos que suspenderla por las adversas condiciones climatológicas y finalmente hemos podido realizarla este año 2016.

El 14 de marzo de 2015 tuvimos que suspender la ascensión por mal tiempo.

El acceso la haremos desde Castiello de Jaca (en la carretera de Jaca a Somport) por la carretera que lleva a Villanovilla y luego por la pista que termina cerca de la ermita románica de Santa María de Iguacel (1.195 metros).

Foto de grupo antes de inicio. Josan Juste

A las 7 horas partíamos desde Ainsa, Boltaña y Huesca dieciocho compañeros de los clubes CAS y Nabain en dirección a Castiello de Jaca con la incertidumbre de sí podríamos realizar la salida ya que estaba lloviendo en abundancia. Las previsiones eran de que a lo largo de la mañana escamparía y efectivamente al pasar Jaca dejó de llover y el cielo empezó a despejarse poco a poco por el oeste por lo que sobre las 9 horas comenzamos a caminar en el aparcamiento del final de la pista, cerca de la ermita, tomando otra pista cerrada a vehículos que arranca allí mismo a la derecha.

Ascendiendo por la "tasca". Manolo Hernández.

La pista gana altura en cómodos zig-zags por dentro del bosque y remonta la loma divisoria con el valle de Acumuer para descender por el lado contrario. Al llegar al filo de la loma hay que abandonarla y seguir hacia la izquierda. Pero nosotros preferimos atajar, y cuando la pista sale del bosque, en la última curva, la abandonamos y enfilamos directamente por pendiente herbosa la primera cima del día, el pico de La Leta (2.123 metros). Panorámica general de todo el cordal Collarada-Telera partido en dos por el valle del río Aurin.

Cima del Leta, entre Collarada y Colladareta. Enrique Navarro.

 

Cima del Leta. Manolo Hernández.

 

Otra de la misma cima de Josan Juste.

Se ve muy bien la entrada hacia el ibón de Bucuesa, cuya visita tenemos programada para este año. Sobre la cota 1.800 nos topamos con una fina capa de nieve caída por la noche y en la cima con nieve más vieja con un espesor medio de unos 20/30 centímetros.

Cabecera del valle de Acumuer y al fondo la entrada al ibón de Bucuesa. Josan Juste

La loma continúa, hoy totalmente cubierta de nieve, sin dificultad hacia el Bacún Norte (2.195 metros), segunda cima de la jornada y excelente mirador sobre la ladera sur de Collarada que nos recibió con una fuerte ventisca que por momentos casi nos tiraba al suelo además de dificultar la visibilidad.

Cresta del Leta al Bacún. Juan Félix.

 

Luchando contra los elementos atmosféricos. Juan Félix.

 

Otra foto del cordal, de Enrique Navarro

La ruta normal continua hacia el Bacun Sur (2.125 m.) para luego descender por bosque hasta una pista, pero dadas la condiciones meteorológicas, después de abrigarnos con todo lo que teníamos, decidimos no subir al pico y seguir a media ladera para descender rápidamente en unos treinta minutos hasta la cota 1.900 y protegernos del viento y el frío en una zona arbolada y sin casi nieve.

Nuestro gran fotógrafo Manolo "cazado" por Juan Félix.

Una vez repuestos continuamos la marcha rodeando el Bacún Sur en el sentido de las agujas del reloj por camino de ganado que sale junto a un abrevadero para retomar la loma que se introduce en el bosque llamado de Burrambalo y donde el sendero se vuelve algo confuso. Para no perderlo es aconsejable ir siempre por el filo, por lo más alto de la loma, guiándonos por esporádicos mojones y trazas de pisadas. Finalmente desembocamos en otra pista que une los núcleos de Cenarbe con Bescós y que se abandona por la izquierda a los pocos metros siguiendo las marcas rojas y blancas del GR-15. Una bajada rápida haciendo zig-zags nos deja prácticamente frente a la ermita.

Foto de familia de todo el grupo junto al pórtico de Sta. María de Iguacel.

Datos de la jornada:

Distancia circular del recorrido: sobre 14 Kms.
Desnivel positivo acumulado: sobre 1.300 metros.
Duración: sobre 5,30 horas con paradas incluidas.

José Ramón Monclús
Clubes CAS y Nabaín

Enlace a todas las fotos de Manolo Hernández:

 
La anécdota de la jornada el pinchazo del coche del gran JR Monclús.