Desde la Federación Aragonesa de Montañismo nos recuerdan la Campaña de “Montaña Segura”: Al monte con peques: opciones y consejos para educar cuando les informamos.

Los datos nos indican que el 20% de los encuestados el pasado verano en el Pirineo en actividades de senderismo eran menores de edad.

Celebramos la existencia de esta “cantera” de montañeros y senderistas, menores que hoy caminan con sus padres y que el día de mañana -esperemos- caminarán por su cuenta. Pero sin duda es necesario que estos peques aprendan, poco a poco, cómo planificar, como equiparse y cómo actuar de manera segura en este tipo de actividades, y en ello, aunque parezca que es sólo un “trabajo” de sus padres o responsables, nosotros como informadores también podemos ayudar.

Os animamos a leer esta entrada con consejos para ir al monte con peques, y a que aprovechéis, siempre que podáis, la interacción con ellos para motivarlos a formar parte activa del proceso de planificación de su día de actividad.

Cuando hay peques en un grupo, seguro que alguno de estos gestos puede servir para iniciarles en este mundo de manera más segura:

  1. Darle a los peques el folleto de excursiones es una manera de invitarles a escuchar vuestros consejos o recomendaciones sobre la misma
  2. Si les propones rutas señalizadas, es fácil que estas aparezcan dibujadas de manera resaltada en el mapa y con ello le resultará más sencillo e interesante mirarlo
  3. Puedes crear algo de misterio en relación al mapa: encontrar una fuente, una cabaña, algo curiosos que esté sobre la ruta y que se lo puedas pintar en el mismo mapa que le das.
  4. Hacerle preguntas absurdas sobre qué lleva en su mochila (¿un dinosaurio? ¿un dragón?..) Si no lleva mochila es fácil que la pida una a sus padres, y con ello es más probable que lleven todo lo que necesitan llevar 😉
  5. Leyendas, lugares mágicos… estas historias les ayudarán a observar con más atención el entorno, y una mayor atención puede suponer también más seguridad (evitará extravíos y despistes).
  6. Jugando a las nubes: si hay previsión de “tormentas de evolución” resulta relativamente fácil dar algunas pautas sobre su crecimiento y peligrosidad: estas nubes son muy llamativas y observarlas e identificarlas a tiempo les permitirá ponerse a cubierto…
  7. Recordad que algunos refugios de la FAM disponen de los mapas Refu Family, con juegos (y concurso de dibujo incluido!), De momento hay en Lizara y Casa de Piedra, pero más adelante otros refugios contarán con un producto parecido, pensado para que los más peques disfruten del monte de manera segura.
  8. Con los más mayores la cosa se complica un poco más, pero también es cierto que tienen una mayor capacidad de comprensión e implicación y, sobretodo, más ganas de tomar decisiones, así que con ellos también se pueden trabajar muchos aspectos más técnicos (orientación, GPS, meteorología, etc…).

Y si os faltaran ideas de a qué actividades dirigir los grupos familiares, en este enlace puedes ver algunas recomendaciones, aunque cada uno en vuestra zona tenéis claro cuáles son esas rutas que son éxito asegurado 😉

Saludos cordiales

Montaña Segura