Un año más hemos cumplido con la tradición de ascender al pico de Nabain (1.796 m.), nombre del monte emblemático de Boltaña donde se ubican los restos de la antigua ermita de Santa Marina. La fiesta se celebraba el 18 de julio y antiguamente subían en romería los pueblos de Ascaso, Morillo de Sampietro, Buerba, Yeba, Gallisué, Tricas, Albella, Lacort, Jánovas y Campol. Y desde el año 2000 seguimos la tradición adaptando la fecha al sábado más cercano al 18 de julio.

Hemos hecho la ruta normal que parte del núcleo de Ascaso (1.000 m.), que tras superar unos 800 m. de desnivel y unos 3,50 kms. lineales de subida, termina en lo alto de la montaña donde se ubica uno de los mejores miradores naturales del Sobrarbe. En la ascensión cada una de las paradas nos recompensa con increíbles panorámicas de la Solana de Burgasé y Ribera de Jánovas, del macizo de Monte Perdido y buena parte de la zona central de la Comarca de Sobrarbe.

ASCENSION PICO NABAIN 2021

Decir que Nabaín es la parte más alta del anticlinal de Boltaña, un enorme pliegue geológico que deja al descubierto el río Ara en el estrecho congosto de Jánovas y como complemento a esta reseña se añade un extracto del trabajo realizado para el Geoparque por el profesor José Antonio Cuchí sobre la zona:

“Hace unos 70 millones de años, África comenzó a empujar a la placa Ibérica contra

Europa y de esta colisión se inició la elevación del actual Pirineo alpino.

Simultáneamente, la compresión comenzó la producción de grandes pliegues tectónicos,

en general de eje este, oeste y tendencia general de volcado hacia el sur.

Excepción a esta tendencia general es el pliegue anticlinal de Nabaín-Santa Marina,

que sigue una dirección norte sur y que ha sido cortado por el Ara entre Jánovas

y Boltaña. Su levantamiento, además, produjo una clara diferenciación en las

caracteristicas de los sedimentos contemporáneos y posteriores. Hacia el oeste se

deslizaron, desde este alto, enormes avalanchas submarinas que llegaban hasta

Hecho. El resultado fue la acumulación de miles de metros de una alternancia de

capas duras y blandas en espesores de algunos decímetros, conocidos como turbididitas

o flysch. Han sido muy replegados por la orogenia alpina y son propensos

a deslizamientos de ladera como se observa en el Cotefablo. Se utiliza como

elemento de construcción, tanto de muros como en losas para techar.

Hacia el este del anticlinal de Boltaña dominan los materiales margosos marinos

también del Eoceno. Reconocibles por su color gris y su facilidad para abarrancarse,

ocupan una amplia extensión de las depresiones centrales intrapirenaicas,

desde Buil, Aínsa y Mediano continuando por la Fueva hacia Graus y Tremp”.

 

José Ramón Monclús

ÁLBUM DE FOTOS DE MANUEL HERNÁNDEZ