Después de tres meses de paro obligado por la pandemia los clubes sobrarbenses CAS y Nabain hemos retomado el programa anual de actividades con la visita a los ibones de Besiberri localizados en el Valle de Barrabés, cuenca alta del río Noguera Ribagorzana, en la provincia de Lérida.

El inicio de la marcha es el refugio de Conangles situado a unos 1.200 m. de la boca sur del antiguo túnel de Vielha en la margen izquierda del río y al que se accede por la carretera N-230 que va de Lérida a Vielha.

Comenzamos la ruta en el parking anexo al área recreativa al refugio (1.555 m.) cruzando un puente sobre el Noguera Ribagorzana y tomando dirección sur por una pista que atraviesa un bonito bosque de hayas y que desciende paralela al río hasta encontrar el desagüe del barranco de Besiberri donde se encuentra el desvío hacia los ibones (1.500 m.).

Dejamos la pista para tomar un sendero que asciende hacia la izquierda por la margen derecha del barranco y que cruza dicha pista en varias ocasiones. El camino está bien señalizado con postes de madera. En unos veinte minutos encontramos una primera cascada, al poco una segunda con un bonito mirador natural, y después de un tramo con fuerte pendiente por una trocha de sacar madera, en la cota 1.830 m., una tercera cascada y una pasarela de cemento que nos permite cruzar el barranco para seguir ascendiendo por la otra margen que tras otra fuerte pendiente por terreno de grandes bloques graníticos nos deja en el Estany Gran de Besiberri (1.987 m.) de aguas azuladas y transparentes situado en una extensa cubeta rodeada de pinos negros y a sus orillas canchaleras de granito recubiertas de rododendros, helechos, etc.

Continuamos la marcha bordeando el lago por nuestra derecha sin apenas ganar desnivel hasta alcanzar la cola del mismo donde hay una amplia llanura herbosa atravesada por numerosos regueros de agua. La senda vuelve a ascender entre bloques de granito y rododendros hasta dejarnos en el Estanyet de Besiberri (2.162 m.), máxima altura que hoy vamos a realizar. El lago es mucho más pequeño que el anterior y está situado en un circo rodeado de grandes murallones por encima de los cuales sobresalen los tresmiles del Macizo de los Besiberri.

Unos sesenta metros por encima y en un saliente rocoso se levanta el refugio metálico de Besiberri (2.221 m.), base para atacar los cuatro picos principales del macizo: El Besiberri Norte (3.008 m.), el Besiberri del Medio (2.995 m.), el Besiberri Sur (3.024 m.) y el Comaloforno (3.029 m).

El regreso lo hicimos por el mismo camino de subida.

La distancia recorrida ha sido de unos 13 kilómetros salvando un desnivel positivo de unos 700 metros en un tiempo total con amplias paradas de 6:30 horas (sobre 5:00 h. en movimiento).

Crónica: José Ramón Monclús

Galerías de fotos:

Kike Fernández

Alberto Bosque

Petri Moral

Antonio Rodríguez

Manuel Hernández

José María Lafuerza

Javier Carnicer