Realizada la ascensión al pico Tempestades (3.248 metros) en el macizo de las Maladetas. Sábado 23 de Septiembre

Realizada la ascensión al pico Tempestades (3.248 metros) en el macizo de las Maladetas. Sábado 23 de Septiembre

Foto de familia en la salida de la caminata montañera. Josan Juste

El pico Tempestades es el octavo pico por altura de las cumbres del Pirineo. Está situado en el macizo de Las Maladetas hacia el este del Aneto y separado de su coloso vecino por una espectacular brecha con su mismo nombre. Presenta tres vertientes muy diferentes: la NE cortada a pico y vertical hacia su glaciar, la SE que es una fácil ladera por donde accederemos y la W abrupta y con caída sobre el Ball de Llosas.

El macizo montañoso captado por Óscar Gimeno

El inicio de la excursión es el denominado Puente de Coronas donde hay un refugio libre. Para llegar a él deberemos recorrer unos 5 kms. desde Benasque y desviarnos a la derecha a la altura del Plan de Senarta y continuar por el valle de Ballibierna por una pista de unos 10 kms.
Desde el refugio (1.950 m.) seguiremos el amplio camino que transcurre por la margen derecha del río Ballibierna. Es el sendero GR-11 que abandonaremos al llegar a la Pleta de Llosars (2.200 m.) amplio llano de pastizales húmedos.

Ibón de Llosas. Foto de Juan Félix.

El camino sigue ahora a la izquierda por la margen derecha del barranco del mismo nombre que baja del ibón Grande que se intuye en lo alto (está a 2.495 m.). Hay senda hasta él por una empinada canal paralela al curso de las aguas, pero es más cómodo y mejor seguir a la derecha por una estrecha vaguada de grandes bloques graníticos que traen el agua del ibón Pequeño (2.540 m.) situado al pie del empinado acceso por la derecha a la Brecha Soler i Coll. Un poco antes de llegar a la brecha giraremos a la izquierda para seguir por debajo del Pico Rusell hasta llegar a una extensa ladera granítica limitada por el espolón del Tempestades y por las paredes del Rusell, desde donde ya se ve la cima del Tempestades enfrente.

Todavía nieve de la caída en el día anterior. Oscar Gimeno

Numerosos regueros de deshielo hoy secos cruzan la ruta que se dirige a una cuenca formada al pie de la arista entre los picos Tempestades y Margalida (cotas 2.900/3.000 m.). Continuaremos la ascensión por una canal que trepa hacia el collado situado entre los dos picos hasta ganar la brecha Margalida (3.212 m.) desde solo nos resta girar a la izquierda para encaramarnos a una cresta de grandes bloques graníticos que nos llevará a la cima del Pico Tempestades (3.290 m.).

Progresando por el caos de bloques graníticos. Enrique Navarro

 

Foto de grupo en la cima del Tempestades.

Panorama impresionante sobre la accidentada cresta que forma el extremo oriental del Macizo de la Maladeta y de importantes cumbres como Aneto, Margalida, Ballibierna.

Las cima y cruz del Aneto, desde el Tempestades. Juan Félix.

 

Cresta de Salenques-Margalida y los Rusell, desde cima Tempestades. Enrique

 

Aneto y Espalda del Aneto, desde la cima. Juan Félix

Realizamos el descenso por la misma ruta de subida.

Descendiendo hacia el ibón de Llosas. Juan Félix

Hemos participado en la excursión 23 compañeros de los clubes CAS y Nabain de los que cuatro realizaron una bonita y sencilla circular ascendiendo a la citada Brecha Soler y Coll (2.658 m.) para descender por el lado contrario a los ibones de Ballibierna y continuar por el GR-11 hasta el Puente de Coronas.

El grupito de los "cuatro" con el Tempestades de fondo.

Exigente salida de alta montaña con un desnivel acumulado de casi 1.400 metros y con un terreno granítico de grandes bloques muy incómodo de andar realizada en 8 horas con extensas paradas incluidas.


José Ramón Monclús
CAS-Nabain