Camino del Canal. Embalse de Pineta-Tella

La excursión de hoy la vamos a realizar por el conocido como Canal del Cinca aprovechando el camino que en los años veinte del siglo pasado se utilizó para la construcción y posterior mantenimiento del canal que transporta el agua desde el embalse de Pineta hasta la central hidroeléctrica de Lafortunada.

El itinerario discurre entre el embalse de Pineta y el pueblo de Tella a una cota media de unos 1.150 m. con subidas y bajadas para sortear algún barranco. A lo largo del camino todavía quedan restos de los viejos barracones que utilizaban los operarios. Al parecer trabajaron más de 2.000 personas que no contaban con las maquinarias actuales. El sendero aunque es aéreo hay que decir que es ancho y seguro y no provoca demasiada sensación de vértigo, lo que no exime de extremar la prudencia y precaución al caminar. Está señalizado como PR-HU-137.

Comenzamos a caminar sobre las 8:15 h. atravesando la presa del embalse de Pineta (1.148 m.) para seguir a la izquierda el sendero PR-HU-137 que se adentra en un umbrío pinar. Al poco cruzamos el GR-19.1 y llegamos a un mirador sobre el pueblo de Bielsa desde donde el camino va girando a la derecha, siempre por encima del valle del río Cinca, hasta alcanzar después de unas dos horas de caminata un lugar donde el camino se ensancha con un bonito mirador y un panel explicativo. Es el Pradet de la Mascarina, lugar apropiado para desayunar. Estamos sobre la mitad del recorrido y la senda cambia a orientación sur como nos indica la vegetación típica de las solanas: quejigos, encinas, enebros, bojes, erizones. En algunos momentos pasamos por aliviaderos donde se ve el agua del canal y en otros caminamos sobre el hormigón que lo cubre.

Más adelante cruzamos el GR-19 que sube de Salinas a Tella y otra vez por camino excavado en roca y con espectaculares túneles bordeamos el Cerro Cercuso que tras una suave subida sale a una pista donde hay unos prados y bordas. Es la partida denominada Plandugal. Continuamos por evidente senda a la izquierda de la pista y al poco llegamos al conocido Dolmen de Tella (1.250 m.), donde hicimos foto de grupo con las paredes del Castillo Mayor al fondo. Para terminar el recorrido solo nos resta ascender, por asfalto y camino siguiendo las marcas del GR-15, hasta el pueblo de Tella (1.340 m.) donde llegamos sobre las 14:00 h.

Hemos participado 35 compañeros de los clubes CAS y Nabain en un día con una temperatura espléndida para caminar que hemos rematado con una suculenta comida de confraternización en el restaurante La Posada de Silván.

Crónica: José Ramón Monclús

Galería de fotos de Petri Moral

Galería de fotos de Manuel Hernández

Galería de fotos de Alberto Bosque