FÍN DE SEMANA CON PERNOCTA EN EL REFUGIO DE LINZA. 26 Y 27 DE JULIO 2014

En el refugio de Linza. Foto realizada por Isabel Nerin

Tal como pactamos el año pasado en el refugio de Lizara, hemos programado para 2014 un fin de semana montañero con base en el refugio de Linza (1.330 metros), ubicado en la cabecera del Valle de Ansó, el más occidental de los valles pirenaicos aragoneses, y enclavado en pleno Parque Natural de los Valles Occidentales.

Inmejorable ambiente en la cena del refugio. Esther Núñez.

La actividad principal será ascender el domingo a la Mesa de los Tres Reyes como pico más emblemático del entorno después de haber pernoctado en el refugio, y como complemento y calentamiento el sábado realizaremos la visita al también característico y conocido Ibón de Acherito en el vecino Valle de Hecho.

La Mesa de los Tres Reyes (en euskera Hiru Erregeen Mahaia, en aragonés Meseta d'os Tres Reis, en gascón Tabla d'eths Tros Rouyes, en francés Table des Trois Rois) es una montaña de 2.444 metros situada en la intersección de la frontera de Francia con España y la línea limítrofe entre la Comunidad Foral de Navarra y la provincia de Huesca en la comunidad autónoma de Aragón. De ahí su denominación, ya que fue la confluencia de los antiguos reinos de Navarra, Aragón y el Vizcondado de Bearne (Francia). En el caso de Navarra es el punto más elevado de la comunidad.

El Ibón de Acherito está situado a una altitud de 1.875 metros formando un grandioso circo glaciar donde se reflejan las crestas de los picos que le rodean sólo abierto por la brecha de Hanas, y tiene el honor de ser el más occidental de los ibones pirenaicos, compartido con el cercano francés Lac de Lhurs.

SABADO (Ibón de Acherito)

Desde Hecho seguiremos la carretera a la Selva de Oza remontando el valle del río Aragón Subordan. Cruzaremos la zona del camping y aproximadamente a dos kilómetros tomaremos una pista a la izquierda que cruza el río por el Puen da Mina (1.250 m.) y que se dirige a unos corrales para ganado. El camino sale desde el puente y bordea una valla que delimita una zona de pastos.

Foto de grupo en la salida. Josan Juste.

El camino va por el lado derecho del barranco (margen orográfica izquierda) y a los 10 minutos de marcha se abren ante nosotros dos barrancos: el de Acherito con el característico monte que le da nombre, El Mallo de Acherito al fondo, y el barranco de las Foyas, hacia la derecha. Es éste el que iremos subiendo, suavemente al principio y con zigzags salvando fuerte pendiente en su último tramo hasta llegar a una zona rocosa donde el barranco se estrecha. En este punto hay carteles indicadores y nuestro camino continúa a la izquierda por la ladera del refugio forestal de la Solana del Buxe que hemos dejado abajo mientras subíamos. Estamos bordeando el Mallo Cristian y continuaremos hasta un espolón desde el que se tiene una inmejorable panorámica de los picos de Chipeta, Anzotiello, etc.

José Ramón marcando el ritmo. JML

 

Victor y Esther, con el castillo de Acher de fondo. Jesús.

En este punto el sendero gira a la derecha para seguir la margen orográfica izquierda del barranco de Acherito, hasta llegar al ibón situado en una cubeta a 1.875 metros. Si echamos un vistazo a los picos que lo rodean advertiremos una brecha denominada de Hanas y a la derecha el pico Larraille.

Foto de grupo en el Ibón de Acherito. JML

 

El Ibón con el regflejo del agua. Josan Juste.

 

Almorzando en el Ibón. Esther Núñez.

Para completar la excursión atravesamos la desembocadura del ibón, subimos una pequeña loma y nos dirigimos a un collado sin nombre a unos 2.000 metros de altitud, limítrofe con Francia, desde donde se contempla el precioso valle de Lescún y los picos Petrechama y Mesa de los Tres Reyes. Para el descenso continuamos por la cresta hasta una pequeña cabaña de pastores y desde allí nos lanzamos por la tasca en picado al fondo del valle donde se observa un refugio. Es la cabecera del barranco de Acherito, denominada la Foya de Acherito, donde también hay un dolmen con su panel interpretativo. Para terminar la excursión solo nos resta descender todo el barranco de Acherito por su margen orográfica derecha.

Roberto de La Fueva, tan espigado como las montañas. JML.

 

Descendiendo por tasca hacia el bco. de Acherito. JML.

 

Abundantes y preciosos lirios en las laderas. JML

 

Paco y Esther, entre campo de lirios. JML.

 

Tronco de fresno retorcido por rayo. JML.

DOMINGO (Mesa de los Tres Reyes)
Desde el refugio (1.330 metros), cruzaremos un pequeño torrente y emprenderemos el camino bien marcado que asciende por las lomas sur de la Paquiza Linzola (loma de Sobrante). A los 1.600 m., el sendero alcanza el llano del Sobrante de Linza, por el que se desliza un arroyo. Lo atravesaremos y continuaremos ascendiendo por su ladera norte por encima de la cabaña de Linza (refugio metálico en buenas condiciones a 1.860 m, con fuente cercana seca en verano) en dirección al collado de Linza (1.906 m). Desde aquí, el camino se bifurca en dos: el de la izquierda se dirige a la Hoya de la Solana, para ascender a la Mesa de los Tres Reyes, y el que sigue de frente hacia el Petrechema. Seguiremos la senda hacia la izquierda , realizando un amplio giro, sin bajar a la Hoya de la Solana (1.823 m).

Aún permanence algún gran nevero en la orientación norte. Esther Núñez.

Descenderemos unos pocos metros hasta enlazar con la canal que nos llevara hacia el collado de Esqueste (2.114 m), separador de la Mesa y el Budoguía. Ascenderemos de nuevo hacia el este, por laderas de hierba y tramos de piedras hasta llegar al collado de la Mesa (2.300 m), y lo bordearemos en dirección sur, hasta encontrar un camino bueno pero aéreo, una pequeña chimenea y un camino escarpado que nos llevara a la arista y de ahí a la cumbre de la Mesa de los Tres Reyes (2.444 metros).

En la cima de los Tres Reyes. Jesús.

 

José Ramón, de navarrico y con San Francisco Javier.

Se trata de una bella cumbre con un amplio panorama montañoso, en el que destacan las cimas del A´nie , Petrechema, Bisaurín, Aspe, Balaitús, Orhi, Ezcaurre, Agujas de Ansabere, etc., y en la cual se encuentra una estatua de San Francisco Javier (patrono de Navarra) y una reproducción del castillo de Javier. El descenso lo realizamos por el mismo itinerario de la subida.
Como resumen decir que el primer día hicimos unos 700 metros desnivel relajadamente en un tiempo de 5,30 horas con amplios descansos y el segundo día sobre 1.200 metros en un tiempo de unas 7 horas también con pequeñas paradas incluidas.

Cinco compañeros más valientes, realizaron travesía desde el barranco de Acherito hasta el refugio de Linza por un collado próximo al pico Mallo de Acherito.

Los 5 "magníficos" en el Mallo Acherito. Jesús.

 

Enrique Navarro, en la cresta. Jesús.

 

Caminando hacia Linza. Jesús.

Hemos participado 21 compañeros de ambos clubes: 15 en la actividad completa del fin de semana, 3 que solo vinieron el sábado y otros 3 que se añadieron el domingo, además de nuestro amigo Vicente “el valenciano”, habitual acompañante para estas fechas. El tiempo ha sido excelente.
Para el año que viene hemos consensuado en programar otro fin de semana en un refugio y en principio hemos propuesto en realizarlo en la Selva de Oza en el entorno del refugio de Gabardito.
 

José Ramón Monclús

 

Enlace a las fotos de José María Lafuerza, Ibón de Acherito:
 
Idem a las de Jesús, de ambas jornadas: