Última salida del programa 2019, proyecciones y cena fin de temporada.

Como cada año, los dos clubes, Nabaín y C.A.S. celebramos la última salida programada de 2019, esta vez al maravilloso bosque de la Pardina del Señor.

A la derecha de la carretera que une el valle de Vió con el valle de Broto, entre Fanlo y Sarvisé, se encuentra El Bosque de la Pardina Ballarin o del Señor. Se trata de un bosque muy conocido desde hace unos años pues una prestigiosa publicación especializada en naturaleza (GEO) lo incluyó en la lista de los diez bosques más bonitos de España, compartiendo protagonismo, por ejemplo, con la Selva de Irati (Navarra) o con el Bosque de Muniellos (Asturias).

El recorrido está señalizado como GR-15 y aprovecha un antiguo camino trazado por la margen derecha del barranco del Chate que faldea por la cara sur la sierra coronada por la Punta Trallata o Pueyo Ballarín. En su primer tramo, dentro del término municipal de Fanlo, el recorrido atraviesa una zona boscosa de gran belleza y biodiversidad, caracterizada por un hayedo entremezclado con una gran variedad de especies de hoja caduca, abetos, acebos, etc. En su segundo tramo, dentro del término municipal de Broto, mientras la ruta se va acercando a Buesa se van atravesando otros bosques más mediterráneos compuestos por compactas masas de pinos y robles que completan los atractivos naturales de la excursión.

Hasta no hace muchos años no existía ninguna ruta que se internase en dicho bosque y el GR-15 transitaba entre Fanlo y Sarvisé por la carretera. Siguiendo este nuevo trazado, y sobre todo en el otoño, el bosque conforma un espectáculo de colores que por número de especies arbóreas, barrancos que se cruzan -destacando el del Chate-, antiguas construcciones abandonadas -como la Pardina Ballarín o las Bordas de San Esteban- y núcleos urbanos -Fanlo y Buesa- el itinerario es uno de los más recomendables de la comarca del Sobrarbe.

El inicio de la excursión arranca a unos 800 metros de Fanlo a la derecha de la carretera dirección Sarvisé, donde se toma un camino que baja en picado a cruzar el barranco del Chate y asciende a continuación por dentro del bosque hasta los restos de la escondida Pardina Ballarín o del Señor. Desde allí sigue por un camino que tras salir del hayedo y después de pasar por la fuente Cubillata se adentra en el término municipal de Broto en dirección a las bordas de San Esteban (antiguo núcleo de población) al final de las cuales se cruza una pista. Un poco más adelante se vuelva a cruzar otra pista en dirección a la fuente Baño, un manantial de aguas medicinales muy afamado y concurrido antaño. Pasando bajo un altozano, donde se ubica la ermita de la Virgen de Bun, el sendero se adentra en Buesa por el barrio de la iglesia, después de cruzar una tercera pista. La etapa del GR-15 continúa hasta Broto pero nosotros damos por finalizada la jornada en Buesa.

Hemos participado 27 caminantes para recorrer una distancia horizontal de 15 km. con un desnivel acumulado en ascenso de unos 500 m, realizados entre 5/6 h.

(Crónica de José Ramón Monclús)

Después de la ruta nos dimos cita en el local del C.A.S.para ver una proyección-charla de un viaje de algunos de nuestros socios a Alpes este verano, así como un video resumen con las salidas conjuntas de los dos clubes, Nabaín y C.A.S. durante este 2019 y un borrador del próximo programa para el año que viene.

Y a continuación nos fuimos a Labuerda donde 64 personas nos reunimos para la cena de fin de temporada. Ni que decir que lo pasamos estupendamente, finalizando con el ya clásico bingo (enhorabuena a los premiados) y el reparto de obsequios, este año como novedad, a todos los asistentes; un práctico buff y gorro caliente que esperamos que disfrutéis este año por los montes.

La próxima salida ya en breve.

Galerías de fotos de Petri y Manolo (ruta) y José Mari (proyección y cena).