Salida del Chiquicás a Sestrales: “Vivimos en uno de los lugares más bonitos del mundo”.

“Vivimos en uno de los lugares más bonitos del mundo”.

Ésta fue una de las conclusiones a las que llegamos el sábado 26 de octubre varios de los miembros de la sección infantil del CAS: ChiquiCAS que, en esta ocasión, reunió nada menos que a 72 personas desde 3 años de toda la Comarca de Sobrarbe “y más allá”. De Aínsa a Aluján, de Banastón a Boltaña, de Valencia a Gerbe y de Barcelona a Plan.

Disfrutar de los colores de otoño en la frontera del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con vistas increíbles al Cañón de Añisclo, las Zucas, las Tres Serols, Posets, Cotiella, la Peña Montañesa… en un día fresco, soleado y sin apenas viento, con la suerte de tocar un poquito de nieve para lanzar cuatro bolas y lo que es aún mejor, acompañados de varios quebrantahuesos guiando nuestro camino es algo que muchos llamarían un gran privilegio, ¿verdad?

Pues de ese privilegio tuvimos la fortuna de “aprovecharnos” el pasado sábado. La mayoría de nuestros pequeños montañeros hicieron dos cimas: el Tozal de la Fueva (1.885m) a la que llegaron todos, ¡incluso los peques de tres añitos! Y Sestrales (2.101m) todos los demás. Más de 400m de desnivel y casi 8 km de recorrido.

Antes de empezar a caminar recogimos un cuaderno de campo que ha editado el PNOMP con motivo de su centenario y en cada parada muchos de nosotros nos deshacíamos en preguntas para poder completar el cuaderno y de paso aprender un poco más del lugar en el que tenemos la suerte de vivir.

Lo mejor de estas salidas es que entre unos y otros vamos dando contenido a la excursión, el que no sabe de toponimia, sabe de historia de nuestras montañas y el que no de aves, animales y naturaleza en general, así que resulta fácil apreciar a cada paso el valor de lo que nos rodea.

También hubo ratos, por qué no, para simplemente caminar (¡o correr que tenemos mucho “galgo” en la sección!) y saborear sin más el regalo de un día así para, al final, terminar la salida, como viene siendo ya casi una tradición, comernos un buen pedazo de torta con chocolate para reponer fuerzas.

Gracias a todas las familias que nos acompañáis en cada salida, en 2020 seguiremos proponiéndoos pequeños-grandes retos montañeros para divertirnos en familia. Siempre con el objetivo de animar a grandes y pequeños a disfrutar de nuestro patio de recreo: Las montañas.

¡Nos vemos en la próxima salida!

Soraya, Consuelo, Isabel

Crónica de Isabel Santolaria

Fotos de la crónica de Isabel Santolaria y Alberto Bosque

Galería de fotos de Alberto Bosque